COMO SALIR DE LA RUTINA DEL MATRIMONIO

in BLOG/NO HAY EDAD/SALUD/VARIOS by

COMO SALIR DE LA RUTINA DEL MATRIMONIO

La rutina puede matar la relación implacablemente. De una manera silenciosa, casi imperceptible, se cuela al dormitorio y cuando ya se asienta ahí, resulta muy difícil desalojarla. Hay, sin embargo, maneras de refrenarla y reavivar la pasión en la relación. ¿Cómo? Hay que decir: la rutina repercute en nuestra vida no siempre negativamente. A veces, gracias a ella, podemos pasar el día satisfactoriamente. A veces nos motiva, especialmente, al  incorporar unos hábitos buenos. En cuanto a la relación… no nos engañemos – aquí la rutina puede sembrar una verdadera destrucción. ¿Pero no es así que nosotros mismos nos acoplamos a ella, nos la permitimos o incluso la seguimos? Todo fuego se apaga cuando la cantidad de endorfinas cae, cuando dejamos de seguir con nuestros ojos a la otra persona, aparece… la cotidianeidad. Nos sometemos a ella, empezamos a vivir nuestros asuntos cotidianos y prosaicos olvidándonos de lo que es importante. El amor se apaga lentamente mientras que nosotros ni encontramos un rato para reflexionar sobre lo que está ocurriendo. Con nosotros, con nuestra relación. Permitimos que la vida desapasionada siga su ritmo. Una vida sexual satisfactoria exige trabajo – es un hecho que hay que asumir. Un trabajo por parte de los dos, por supuesto. ¿En qué consiste este trabajo?

1. DIÁLOGO

Habrás pensado en seguida en los juguetes eróticos, lo cual es… demasiado simple. Los juguetes sí que ayudan, pero en realidad solo ocasionalmente.  Lo mejor es comenzar con una conversación sincera sobre en qué etapa se sitúa vuestra relación. Dónde estáis, a dónde vais. Y si vuestros caminos convergen. Contaos vuestros deseos secretos y esperanzas. Decid abiertamente que a menudo no tenéis ganas y que preferís “estar con el teléfono” o leer un libro. Decíos sobre qué os desanima, qué os gustaría cambiar. Hacedlo relajados, en una ocasión sin compromisos, con una copa de vino, cuando estéis de buen humor. ¿Por qué las conversaciones sobre las cuestiones de mujeres y hombres son tan importantes? Porque permiten especificar el quid del problema y concebir las mejores soluciones. A menudo pensamos que la causa es totalmente opuesta a lo que ocurre en realidad – hablarlo ahorra el tiempo, estrés y malos entendimientos.

2. VARIEDAD

Ya se sabe que es una de las recetas más eficaces para recuperar la pasión en la relación. Hay que, no obstante, pensárselo…  con pies y cabeza. Lo mejor es incorporar la variedad poco a poco y gradualmente.  ¿Qué significa? A veces es mejor no empezar “a lo grande” o sacar al principio los juegos con bolas anales, lo cual puede asustar antes que excitar. En lugar de ello se puede preguntar delicadamente o sugerir algo antes, en la conversación. ¿En qué puede consistir la variedad? Depende. Hay que saber palparlo qué le puede gustar a la pareja. Pueden ser juguetes eróticos, puede  ser una escapada de fin de semana espontánea, a veces es suficiente con el sexo fuera del dormitorio.  O unas posturas sexuales distintas de las de costumbre.  Es importante saber qué posturas  estimulan los deseos de la pareja. Una cosa más. Un cambio de costumbres suele ser la solución del problema.

3. TOMARLO CON CALMA

¿Qué tiene que ver este tipo de actitud con la rutina? Muchísimo. Muchas parejas toman los asuntos relacionados con el sexo demasiado seriamente, lo cual no les deja saborear la proximidad del todo o vivir las experiencias sexuales con profundidad. Todo eso suele aumentar la rutina en la cama. ¿Y qué tal si dejamos de pensar en ello y lo tomamos con calma? No se trata de estimularse con p.ej. alcohol (lo cual a menudo provoca un efecto contrario), más bien cambiar el chip y empezar a pensar: “Si no hay orgasmo/erección, no pasa nada”. ¿Por qué tales ejemplos? Porque cuando se trata de las mujeres, muy a menudo ocurre que fingir el orgasmo…  se convierte en su rutina. Para que haya paz. En cambio los hombres, a causa de los problemas de erección, limitan la actividad sexual empleando una variedad de excusas. Calmarse, relajarse y abrirse a la otra persona y la conversación con ella es lo que hay que trabajar,  y no una perfección imaginada o, aún peor, la falta de sinceridad.

4. ESTIMULANTES

A veces ocurre que, a pesar de nuestros esfuerzos, no somos capaces de hacer mucho. Hay casos y problemas que requieren una consulta con un experto, una terapia o un tratamiento con medicamentos o sus suplementos. No nos pongamos a la defensiva – es una ocasión no solamente para recuperar la habilidad sexual sino también reavivar los contactos íntimos. De esta manera podemos descubrir unas posibilidades totalmente nuevas, abrirnos a lo que no se nos habría ocurrido antes. Tales posibilidades ofrece, por ejemplo, el preparado llamado Erozon Max. Hay muchas soluciones obviamente. Lo más importante es no permitir que la rutina tome riendas de nuestra vida y nuestra relación.

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a https://paysuites.me/blogsdejohnnyzuri/

Deja un comentario