DEJAR DE FUMAR POR HIPNOSIS

in BLOG/COSAS/VIDA SALUDABLE by

DEJAR DE FUMAR POR HIPNOSIS – ¿Cuales son los argumentos de quienes aseguran que se puede dejar de fumar por hipnosis? Te lo cuento. Dicen de terapias que consiguen un 85% de éxito. De ser así, es una buena noticia para la mayoría de esos fumadores que se han propuesto en algún momento de la vida no fumar más. Han intentado de todo sin conseguirlo. Aunque realmente, yo que dejé de fumar, y con poco esfuerzo, sigo pensando que todo está en la mente, y que si te lo propones lo dejas. En mi caso (me golpeó muy fuerte la crisis), o comía o fumaba. Y no me costó mucho saber que es lo que tenía que hacer.

Dejar de fumar con hipnosis es una opción contra el poder de la nicotina. Pero la verdadera adicción está en el inconsciente. En la necesidad de fumar o en el hábito de tener un cigarro en la mano. Incluso cuando el cuerpo ya ha expulsado toda la nicotina aún se siente la necesidad de fumar. Es psicológico. Pensamos que nos falta algo. Es por esto que la hipnosis resulta eficaz. Si las estadísticas de fracaso con los métodos habituales era muy alta, del 10%, con la hipnosis es de un 85%.

Al paciente se le introduce, por medio de métodos conversacionales, mensajes positivos. En realidad no está dormido y es dueño de sus actos. Está relajado de tal modo que las palabras del hipnotizador calan en el interior de la cabeza y de forma directa. Y una vez terminada la terapia el terapeuta regala una sucesión de audios para escucharlos en el hogar. Según los testimonios de quienes han sido sometidos a estos tratamientos, afirman no tener ansiedad ni necesidad de fumar.

Pero hay que tener la intención real de dejar el tabaco.

Definición de Hipnosis

¿Cómo trabaja la Hipnosis?

La hipnosis no es como nos la pintan en los shows televisivos. Un individuo hipnotizado no deja jamás de saber de sus actos. No va a hacer nada que no desee. Las personas hipnotizadas pueden escapar del “trance” del mismo modo que cuando soñamos. No te vas a quedar hiptonizado para toda la vida. Los únicos peligros en la hipnosis se hallan en la práctica de la hipnosis regresiva. Básicamente, la hipnosis es un estado alterado de consciencia.

¿De donde viene la Hipnosis?
No se conoce el origen de la Hipnosis. Pero si que desde el inicio de la raza humana, las distintas culturas ya usaban métodos de hipnosis. Hay datos sobre civilizaciones antiguas, por ejemplo los persas o griegos, que ya usaban la hipnosis para sanar. Desde el siglo XVIII ya comienza el primer estudio sobre un estado psico-fisiológico. La palabra hipnosis viene de “Hipnotismo”. Se trata de un fenómeno que bautizó el médico James Braid.

Uno de los mitos es que la gente que no es sugestionable no puede hacer una sesión de hipnosis. Es erróneo. Un individuo o individua sugestionable puede ser más fácil de hipnotizar pero la diferencia no es mucha. Cuando utilizamos la hipnosis para no fumar estamos muy receptivos y lo que nos diga el terapeuta nos llegará de manera directa al inconsciente. Una sesión de hipnosis terapéutica no te curará un cáncer, pero si hará que cambies de pensar y aumente tu motivación para hacer las cosas que tienes que hacer.

El Poder constructor de la mente

Pensamiento positivo para lograr la autorrealización y el aprovechamiento de nuestro potencial físico e intelectual. Hay que establecer el nexo entre nuestro consciente y nuestro subconsciente. La hipnosis descarta el deseo de fumar desde el principio. Los terapeutas que trabajan con la hipnosis saben de las causas que impulsan a cada uno a fumar y también de cuáles son los pasos a seguir para dejarlo. Es fundamental que seamos capaces de no asociarlo a nuestras ocupaciones de cada día.

DEJAR DE FUMAR POR HIPNOSIS
HAS INTENTADO DEJAR DE FUMAR PERO SIN ÉXITO

Puedes probar la efectividad de la hipnosis. Y para entender que es la hipnosis y como ayuda a dejar de fumar deberíamos empezar por saber que el 89% de las personas que han realizado una terapia, han conseguido el objetivo de dejar de fumar. Únicamente un 19% han necesitado una segunda sesión para conseguirlo. El método por hipnosis es efectivo y eficiente por sí mismo. No hacen falta complementos como los chicles o parches.

Desde el criterio fisiológico conocemos que la nicotina actúa sobre el cerebro y al hacerlo libera un neurotransmisor llamado dopamina. Produce una sensación de excitación. Y el cerebro se vuelve dependiente. Por eso es tan difícil no fumar más. El cerebro por sí solo no tiene la capacidad de remover esta disfunción. Es difícil frenar el deseo de volver a sentirla. El fumador recurrente cuando tiene en su organismo un freno al consumo de la nicotina, se siente irritable.

Hay varios métodos de hipnosis para no fumar. Todos persiguen el mismo propósito. Pero no tienen la misma base.

Diversos tipos de fumadores

No todos los fumadores son iguales. Hay dos tipos de fumadores según la necesidad que les cubre el tabaco. Están los fumadores sociales, enganchados al tabaco por un hábito popular. Y están los fumadores emocionales, que además de una necesidad física también tienen alguna una carencia emocional. Pueden sufrir de ansiedad, tristeza, aburrimiento, nervios… Algo están ocultando a través del tabaco. En los dos casos, la hipnosis es la misma.

Tendrás que poner de tu parte. Comúnmente te dan un audio de refuerzo para que lo escuches unos días y sepas remarcar la programación. Algunas veces las personas recaen y se dan cuenta que lo hicieron por cierta emoción. No fumar más con hipnosis es muy simple. Lo primero es que debes en serio tomar la decisión y poner de tu parte. Después solo tienes que seguir las normas del terapeuta. Y tener paciencia.

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario