Dile adios a la dentadura postiza tradicional

in BLOG/COSAS/SALUD by

Dile adios a la dentadura postiza tradicional – Grandes mejoras en la calidad de vida consiguen las personas que reemplazan su tradicional dentición postiza por una protesis bucal con implantes dentarios. Estas personas recobran su confianza en el momento de comer y sonreír con este tratamiento bucal. Los implantes dentarios son la mejor solución cuando se han perdido, y nos ofrece un tratamiento con unos resultados considerablemente más cómodos y estéticos que la tradicional dentición tradicional de poner y quitar. Para llevar a cabo una rehabilitación bucal de esta clase lo mejor es ir a un especialista en implantes dentarios a que nos recomiende y asesore sobre cuál es la mejor solución para nuestro caso.

La clínica dental medics del Dr. Ferrer.

Ubicada en Madrid está formada por dentistas especialistas en implantes y cirugía oral. Dirigida por el Doctor Francisco Ferrer Marín-Blázquez, cuenta con más de treinta años de experiencia en tratamientos odontológicos. La clínica del doctor Ferrer y su equipo de dentistas empieza a ofrecer tratamientos bucales en el año mil novecientos ochenta y cuatro en la calle de Gaztambide. Trasladándose últimamente a la localización actual, una nueva clínica bucal en Chamberí en la Calle de Ramiro II. Una de sus especialidades es la protesis dental con implantes dentales.

Cuando se presenta un inconveniente bucal que acaba en la pérdida de uno o más dientes, se vuelve imprescindible un tratamiento de rehabilitación oral y ocasionalmente implantología con la intención de explorar la posibilidad de sustituir esos dientes perdidos y recobrar la sonrisa y autoestima.

La rehabilitación oral está encargada de hacer una restauración que devuelva la estética y la funcionalidad a los dientes y la sonrisa. En la odontología moderna, las rehabilitaciones se aguantan sobre implantes dentarios.

Para saber escoger el género de prótesis, es preciso efectuar diferentes análisis que acarreen a tomar la resolución conveniente, incluso cuando habitualmente está limitada a un presupuesto. Estas cumplen la función de sustituir las piezas ausentes, siendo removibles o bien preferentemente fijas, dando un aspecto natural y resolviendo el inconveniente de raíz, en tanto que cada técnica consiga hacerlo y conforme a las esperanzas y caso del paciente.

A fin de que el tratamiento sea un éxito en un largo plazo, es preciso seguir unos cuidados básicos para el buen mantenimiento. Los cuidados son exactamente los mismos que se tienen con los dientes naturales, cepillarse mínimo 3 veces al día, utilizar crema bucal, enjuague… además de esto, acudir a controles mínimo cada 6 meses.

En el caso de prótesis fijas, se aconseja el empleo de enhebradores para poder llegar al espacio de encía que cubre la restauración. En casos de implantes, es hoy en día prácticamente obligatorio el empleo de irrigadores de presión controlada para la limpieza completa de la rehabilitación y de los implantes a nivel subgingival (bajo la encía).

Teniendo presente que el paciente va a estar condicionado por múltiples factores para un buen resultado, el que en su mayor parte depende de sus hábitos, debe rememorar que “cualquier género de tratamiento de rehabilitación oral tiene restricciones en lo que se refiere a el alimento, mas estas no han de ser excesivas, solo se debe eludir consumir comestibles muy duros”, recomienda el doctor Guillermo Cuadros. Así lo recomiendan todos los dentistas especialistas en implantes dentales.

De la misma manera que cuando no se cuidan apropiadamente los dientes naturales, el no hacerlo con los implantes puede traer consecuencias. No acudir a un control periódico y no sostener una buena higiene bucal, causará que se pierda el implante y que exista una enorme probabilidad de descalabro del tratamiento.

El dentista del siglo veinte deja paso al del siglo veintiuno

De forma tradicional los recursos empleados para el cuidado de la salud bucodental han sido violentos y molestos para el paciente. Hoy se ha dado a esto un vuelco increíble. Ahora los protagonistas son los ordenadores. El paciente actualmente solo debe tener temor a su boca y supervisar la prevención. Ir al dentista ya no duele. Lo que antes tardaban un año ahora lo hacen en un par de meses. En ocasiones hasta ponen en el mismo día los implantes.

En una profesión inmersa en una transformación incesante, se presentan los últimos aparatos de radiología en 3D, los nuevos escáneres intraorales, que reemplazan la toma de medida con materiales en boca, o bien ficheros digitales que llegan a los laboratorios en tiempo real para edificar las prótesis informáticas. Además de esto, se va a poder ver las lentes de RA para los pacientes, los avances en cirugía guiada para introducir implantes sin incisiones ni puntos; máquinas de blanqueamiento bucal por láser; o el control del cepillado por medio de teléfonos móviles o tabletas.

Si bien son cada vez más las clínicas bucales que la emplean, actualmente hay solo un quince por ciento de clínicas que tienen todo digital por el hecho de que aún hay que efectuar una curva de aprendizaje.

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario