El cuidado dental en los mayores

in BLOG/SALUD by

El cuidado dental en los mayores – Según uno se hace mayor, resulta más esencial cuidar la salud bucodental. Una idea errada es que no se puede evitar el perder los dientes, y no es cierto, pues si se cuidan apropiadamente, los dientes duran toda la vida. Una de las cosas imprescindibles es el uso de los cepillos eléctricos de dientesque nos ayudan mucho para tener siempre una boca sana.

Los cepillos dentales eléctricos efectúan movimientos de rotación y oscilación. Son los cepillos dentales con tecnología 2D. Pero también están los cepillos dentales eléctricos con tecnología 3D, que tienen un movimiento más oscilante y rotacional. Estos cepillos ejercitan una suave presión, bien golpeando o bien pulsando, de forma repetitiva la superficie del diente, para quitar prácticamente toda la placa bacteriana.

Se pueden tener caries a cualquier edad, aunque son más usuales en los pequeños. La causa es siempre una higiene bucal deficiente. En los mayores, la caries se une a dificultades como la retracción gingival. Es frecuente la sensibilidad bucal en la tercera edad. Por la retracción de las encías, la sensibilidad bucal aparece muy frecuentemente a edades avanzadas. Para tratar esto se recomienda emplear colutorios o pastas dentífricas para dentadura sensible. Es normal hacerse la pregunta ¿cepillo o irrigador dental?

El cuidado dental en los mayores

La alineación bucal se puede corregir también a cualquier edad.

Se consiguen esenciales mejoras a nivel estético y funcional. A mayor edad, más peligro de sufrir de cáncer en la zona bucal,, y es por esta razón que es fundamental la prevención, el diagnóstico precoz y eludir los malos hábitos como el fumar o el alcohol.

La movilidad bucal es muy usual a ciertas edades y hay que ir a un especialista en periodoncia, para que verifique el estado. Puede que sea preciso efectuar un curetaje bucal. Como es lógico las personas mayores deben asistir al dentista de manera regular. La implantología bucal es una técnica muy eficiente y una genial solución para los mayores que hayan perdido alguna o varias de las piezas bucales.

En cuanto a irrigadores bucales hay una lista publicada en la Red de los modelos de irrigadores más vendidos on-line.  De ella podemos hacernos una idea de precios y peculiaridades. Es obvio que hay que tener más cuidado de los dientes desde los cuarenta y cinco o cincuenta años. Ciertas molestias habituales son la sequedad bucal, o la perturbación del gusto, así como el ardor o la retracción de las encías.

rawpixel / Pixabay
El cuidado dental en los mayores
Mantengamos una rutina
De un buen cepillado, por lo menos un par de veces al día, mejor después de cada comida. Empleemos el hilo bucal, para llegar a donde no alcanza el cepillo. Vayamos al dentista un par de veces al año. Regulemos el consumo de azúcar, observemos si las encías están inflamadas o sangran y probemos con enjuagues.  

Cuidado de los dientes desde los cuarenta y cinco o cincuenta años

Conviene consumir comestibles con vitaminas A y C, pues robustecen la mucosa bucal que resguarda la dentición. Está presente en frutas y vegetales anaranjados y amarillos, en el queso, la yema de huevo y los pescados aceitosos. Las vitaminas C e Y también las encontramos en kiwis, aguacates, cítricos, tomates, aceitunas, semillas,  nueces y espinacas. Y los dentífricos poco abrasivos.

Controlaremos nuestras encías puesto que son las más perjudicadas por los cambios de la edad. O mejor dicho, por el paso del tiempo. Cuida tus dientes, y visita al dentista. Más vale prevenir… ¡que padecer!

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario