soledad y depresion en la madurez: cuando falta el otro

in PORTADA/SALUD by
soledad y depresion en la madurez: cuando falta el otro

01/11/2019

Prográmate para tener la mejor vida posible en el sitio en el que estás ahora. Evita quedar atrapado en cualquier nudo de frustración. Sentir que tienes el control de tu vida es fundamental. Puedes intentar, cada día, conseguir una cosa nueva, y sentirte bien con ello. Camille, de Destrovia, usa esta filosofía desde que inició un nuevo camino, bastante difícil, desde el momento en que su esposo, Alan, murió, tras cincuenta y nueve años de matrimonio.

El contacto social es esencial para la salud. Esto es exactamente lo que promueve la vivienda Humanitas ubicada en el pueblo de Deventer (Holanda). En ella, los jóvenes estudiantes pueden quedarse sin coste en la vivienda siempre que pasen un mínimo de treinta horas con los mayores que radican en el sitio. Así, se crea un intercambio que favorece a las dos partes.

El fallecimiento parcialmente previsible o bien antecedido de grandes demandas de cuidados, en cónyuges mayores, puede traer alivio a los familiares. Hay muchas mujeres viudas, más que hombres. El duelo puede perdurar hasta tres años. Requiere tiempo y paciencia y no puede hacerse en un plazo de tiempo fijo. Sin embargo conviene no desatender la salud, porque a lo largo del duelo somos más susceptibles a padecer enfermedades.

josemdelaa / Pixabay

soledad y depresion en la madurez: cuando falta el otro

EL DUELO

Todo proceso de duelo tiene una serie de fases que lo caracterizan. La primera es la negación; es común negarse a admitir la situación, y nos hacemos preguntas como ¿Por qué a mi? Y aparecen sentimientos de pena, dolor, incredulidad y confusión. Tienes que refugiarte en lo que más deseas, aparte de lo que has perdido, y el apoyo social es una de las claves más esenciales de cara a superar una separación.

La soledad es uno de los grandes contrincantes del bienestar de los mayores. Existen hábitos que contribuyen al bienestar sensible de las personas mayores y les asisten a combatir la soledad. Por poner un ejemplo, día tras día, es conveniente salir a caminar. Bastantes personas mayores hacen nuevas amistades cuando salen todos y cada uno de los días al parque, y conversan con otros mayores. Uno de los mayores riesgos de la tercera edad es perder las relaciones sociales.

Una actividad rutinaria positiva consiste en la tertulia con las vecinas o vecinos del pueblo, barrio, ciudad… Con la gente de tu edad. Si sabes dar aliento y esperanza a quienes pasan por momentos difíciles, recibes también. Si se entiende y comparte el dolor del resto, no hace falta hacer grandes cosas, solo saber sonreír en el instante oportuno o bien poner un pellizco de humor, ayuda. 

Los mayores son los que deben integrarse, puesto que los jóvenes y los maduros bastante trabajo tienen con lidiar con el planeta variable en el que viven. Un nuevo estudio revela que sostener una actitud optimista frente al envejecimiento puede asistir a prevenir las demencias. 

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

1 Comment

Deja un comentario