Cómo comprar una casa sin ahorros

in JUBILACIÓN

¿Conseguir una hipoteca sin ahorrar? ¿Comprar un apartamento en el banco? ¿Cómo comprar una casa sin ahorros?

Una forma de acceder a la vivienda a pesar de la falta de ahorros es comprar un apartamento en un banco. Puede ser suficiente con proporcionar otra casa como garantía. O completar lo que falta con un préstamo personal. Tener aval. Para ello puede ser buena idea acudir a un intermediario financiero.

La falta de equidad es el principal obstáculo al que se enfrentan muchas personas que quieren comprar una casa. Y es que los bancos, en la gran mayoría de los casos, ofrecen financiar un máximo del 80% del valor del inmueble, por lo que el comprador debe aportar el 20% restante de su bolsillo y, además, otros 10 -12% para pagar los gastos de formalización de la venta. Y cuando se trata del objetivo de comprar casa sin ahorros las cosas se complican.

Ahora bien, ¿es posible comprar una casa o un apartamento con pocos ahorros de todos modos?

Si se negocia o si se adquiere una vivienda que pertenece a la entidad, si, pero siempre será casi necesario tener un mínimo ahorrado para los costes de compra y venta.

Comprar vivienda en el banco

Para deshacerse del stock de apartamentos que tienen debido a ejecuciones hipotecarias, etc., las instituciones financieras ofrecen préstamos en mejores condiciones a los compradores que adquieren uno de estos inmuebles. De hecho, incluso ofrecen hipotecas al 100% que cubren el precio total de la casa.

Sin duda, esta es una de las formas más fáciles de comprar una casa sin ahorros, quedándose con la que es propiedad de un banco. El único inconveniente es que es posible que no encuentre la casa exacta que está buscando o donde desea vivir. Por lo general, estas propiedades están ubicadas en las afueras, en pequeñas ciudades y zonas costeras, ya que el stock en las grandes ciudades se ha reducido en los últimos años. Por lo tanto, es posible que deba ser un poco flexible al elegir dónde desea comprar su casa.

Cuando vamos a sacar una hipoteca sin ahorrar, es demasiado importante elegir el producto que mejor se corresponda con nuestras condiciones reales, porque una vez concedida la hipoteca no hay vuelta atrás. Una hipoteca es un gasto que dura entre 20 y 30 años, y determinará el nivel de gasto que tendremos en esos años.

Por todo ello, ten en cuenta que debes pensar detenidamente el producto hipotecario que elegirás y hacerlo bien, teniendo en cuenta perfil, situación económica y financiera, etc. Para averiguar lo que puedes permitirte.

La opción con derecho a compra. Para los que viven de alquiler pero les da vergüenza reconocerlo.

Actualmente, hay portales inmobiliarios que cuentan con decenas de miles de viviendas bancarias a la venta en opción de compra y en alquiler. Para acceder a este sistema se suele pagar una prima de opción de compra del 10% del precio de la propiedad y el precio de la mensualidad es un poco más elevado. Además, durante el período de alquiler, se debe ahorrar el dinero que habrá que desembolsarse al finalizar el arrendamiento. De todos los casos que conozco en ninguno se ha terminado de formalizar la compra, y son unos cuantos.

En cuanto a la cuestión de los o las avalistas, en muchos casos es un familiar, debe ser solvente, tener estabilidad financiera e ingresos suficientes. Además, debe presentar una garantía que le dé seguridad al banco. Para esta solución, se recomienda firmar un contrato escrito, pues si no se especifica la gratuidad, Hacienda puede considerar que se aplica el interés legal del dinero y gravar al prestamista por la ganancia obtenida con el préstamo. Esta solución conlleva muchos riesgos, el comprador debe calcular si tendrá ingresos suficientes para pagar el préstamo y la hipoteca al mismo tiempo.

Si no tienes el dinero para pagar el 20% de anticipo que suelen pedir los bancos, puedes solicitar una hipoteca sin ahorros. En la gran mayoría de los casos, si quieres comprar una casa o un apartamento, los bancos solo te prestan el 80% de lo que te cuesta. Por lo tanto, debes tener ahorros para cubrir el 20% restante más un 10-12% para cubrir los costos de formalización.

Contratación de un corredor hipotecario

La forma más cómoda de obtener una hipoteca sin ahorrar dinero es utilizar los servicios de un intermediario o corredor financiero. Es un profesional con muchos contactos bancarios y capaz de negociar mejores condiciones de financiación para la compra de tu futuro apartamento o casa.

Como dije antes existen bancos que otorgan hipotecas con financiamiento de hasta el 100% para comprar tus viviendas. La ventaja de comprar estos pisos es que no necesitarás tener ahorros para cubrir el 20% que los bancos no suelen financiar.

Negociar sobre la base de un buen perfil

Si eres joven con un buen trabajo, altos ingresos y en una industria en crecimiento o estable y necesitas solicitar una hipoteca superior al 80%, tienes muchas posibilidades de obtener la aprobación. Todo lo contrario que si eres ya mayor. Pero también puedes pedir ayuda o financiación para cubrir la parte no financiada por la hipoteca. Lo ideal es que en estos casos te lo entregue un familiar o amigo, ya que esto te dará mejores condiciones de devolución y podrás deshacerte del interés.

Por otro lado, solicitar un préstamo personal al banco si no tienes ahorros no es recomendable. Estos productos tienen una alta tasa de interés, por lo que tendrás que hacer un esfuerzo adicional para pagar sus tarifas. Si finalmente optas por esta opción, debes asegurarte de poder pagar la hipoteca y los pagos mensuales.

En general, cuanto más dinero te presten, mayor será el riesgo de incumplimiento. Y dado que estas hipotecas cubren más del 80% de la compra, existe un mayor peligro de que no puedas pagar los anticipos.

Sin ahorros no hay compras. Pero tampoco hay venta. Así, en esta encrucijada, se han encontrado jóvenes que quieren comprar su primera vivienda y promotores inmobiliarios y vendedores privados que deben cerrar rápidamente sus operaciones, antes de que estalle en sus manos la crisis económica.

El mercado se está expandiendo para acomodar otras formas de vender casas a los jóvenes que no tienen ahorros, pero que tienen suficiente trabajo e ingresos para cumplir con el pago mensual de la hipoteca. Algunas son nuevas y emergentes, como la hipoteca garantizada sin ahorro. MIentras los mayores empiezan a organizarse en cooperativas de viviendas con servicios especializados para su vejez, una exitosa alternativa a las tristes y cutres -en su mayoría- «residencias de ancianos».

El cuello de botella se produce porque las entidades, con políticas crediticias más cautelosas tras la crisis de 2008, aportan solo el 80% del financiamiento. Los jóvenes deben haber ahorrado el 20% del valor de tasación del apartamento para ingresar, más el 10% para pagar impuestos. A veces son 60.000 u 80.000 euros. Además, se rechazan más solicitudes que antes de la pandemia, incluso de clientes que, en principio, tienen un buen perfil.

Es cierto que algunos bancos otorgaron hipotecas de hasta el 90% o incluso el 100% antes de la llegada del virus, pero eso había bajado drásticamente. Según el Banco de España, el porcentaje de hipotecas superiores al 80% fue del 9,4% en el primer trimestre de 2020, mientras que en el mismo período de 2019 fue del 13,1%.

como comprar una casa sin ahorros
como comprar una casa sin ahorros

La concesión de préstamos superiores al 80% es una práctica muy concreta sobre la vivienda que constituye el activo de los bancos.

Un mercado que destaca

Prueba del enganche de esta modalidad es la creación de empresas tecnológicas especializadas en alquiler-compra. Verdaderos ecosistemas de emprendedores. Están cerrando operaciones y esperan avanzar mucho en el objetivo de que los jóvenes puedan acceder a la vivienda.

En ocasiones, con las nuevas modalidades tienen la opción de comprar la casa por tres años a un precio establecido por adelantado. Durante ese tiempo, pueden ahorrar hasta un 20% y obtener una hipoteca. La empresa, cobra al propietario el 1%.

Se ha visto una demanda muy fuerte por parte de los compradores, ya que el tema principal no son los ingresos mensuales, sino los ahorros necesarios para ingresar. Poder vivir en el apartamento que amas mientras lo compras poco a poco es muy atractivo para mucha gente.

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja una respuesta