Camino de Santiago desde Ferrol

in VIAJES PARA MAYORES DE 45

¿Qué sabemos de las Rutas, etapas y alojamientos para hacer el Camino de Santiago desde Ferrol? Te lo contamos….

Hay una agencia especializada en el Camino de Santiago que nos ofrece todo tipo de servicios para hacer el Camino Ingles desde Ferrol. Podemos elegir cualquier fecha para iniciar el viaje y los días del mismo. En este Camino Inglés desde Ferrol durante díasvisitarás Ferrol, Pontedeume, Betanzos, Mesón do Vento, Sigueiro y Santiago de Compostela.

¿Qué sabemos de las Rutas, etapas y alojamientos para hacer el Camino de Santiago desde Ferrol? Te lo contamos....
¿Qué sabemos de las Rutas, etapas y alojamientos para hacer el Camino de Santiago desde Ferrol? Te lo contamos….
Servicios Incluidos :
  • Alojamiento en habitación doble o individual.
  • Baño privado en todos nuestros alojamientos.
  • Desayunos reforzados.
  • Transporte de mochilas para cada una de las etapas por el camino (max. 23 Kg por mochila).
  • Mapa detallado de la ruta a seguir.
  • Credencial y vieira del peregrino.
  • Visita guiada por Santiago (casco histórico): 2h en castellano.
  • Dossier informativo.
  • Seguro de viaje.
  • Servicio de asistencia telefónica 24 horas.
  • Detalle bienvenida.

El Camino Ingles de Santiago es la ruta jacobea que une los puertos de Ferrol y La Coruña con Santiago de Compostela. Su distancia por el ramal de Ferrol es de 112 km que se pueden recorrer perfectamente en 4 o 5 etapas a pie, todas bastante asequibles y bien señalizadas, lo que la convierte en una ruta muy adecuada para aquellos que solo disponen de una semana para escaparse a pie, incluyendo el viaje al punto de partida y el regreso a casa.

Esta ruta nació en la Edad Media por motivos tanto espirituales como logísticos, fruto de una hábil fusión del transporte comercial y de pasajeros que permitió a muchos fieles de Gran Bretaña, Irlanda o el norte de Europa embarcarse en barcos mercantes para visitar la tumba del Apóstol.

Tras desembarcar en el puerto, iniciaron un breve recorrido por tierra hasta Compostela, a caballo oa pie, hoy recuperado y conocido como Camino Inglés. Esta denominación oficial, lógicamente, no agrada a los peregrinos irlandeses, que reclaman que esta ruta se denomine «de los ingleses y los irlandeses», ya que las dos nacionalidades aportaban un número similar de peregrinos, a la vista de los datos que constan en la registros de buques que hayan fondeado o zarpado en los distintos puertos.

Desde Ferrol hasta Santiago de Compostela, el Camino son 120 kilómetros cargados de historia y patrimonio, en los que el color verde predomina en cada etapa y la tranquilidad nos acompaña.

A día de hoy, todavía está lejos de la congestión que existe en otras rutas, especialmente en el Camino Francés.

Tiene dos posibilidades, ya que además de Ferrol otro punto de partida es La Coruña, con seis etapas constituyendo la primera alternativa y sólo cuatro separando La Coruña de Santiago. La señalización es suficiente gracias a las flechas amarillas y las clásicas balizas, bien situadas y con suficiente visibilidad, salvo contadas excepciones en el tráfico urbano de las dos ciudades de origen.

En cuanto a la oferta de alojamiento, solo hay cinco albergues públicos, lo que dificulta encontrar plaza disponible en las épocas de mayor afluencia de peregrinos. Sin embargo, salvo en Bruma, donde el peregrino debe dirigirse a la cercana localidad de Mesón do Vento, en el resto de puntos clave de las etapas, la oferta privada contrarresta la escasez de la oferta pública, ya que en varios de ellos ya existen albergues privados. Y hay también numerosas pensiones, posadas y hoteles que se adaptan a las necesidades del viajero.

Si tu objetivo es el clásico deberás realizar todo el recorrido desde Ferrol. Sin embargo, existe una alternativa, hacer el Camino Inglés desde La Coruña.

De la vía mixta a la tierra sola

Hace mucho tiempo que los barcos mercantes repletos de peregrinos no zarpan en el sur de Inglaterra, ni los puertos del golfo de Ártabro reciben peregrinos demacrados y tambaleantes. Actualmente, el Camino Inglés es una realidad muy diferente, un recorrido puramente terrestre que parte casi exclusivamente de Ferrol y de A Coruña.

Los muelles de Ferrol han eclipsado el protagonismo del puerto hercúleo, que ha disminuido en términos jacobinos porque los 75 kilómetros que lo separan de Santiago no alcanzan para obtener Compostela. Ambas rutas fueron recorridas diligentemente. Puedes ser testigo de las crónicas de los caminantes y la referencia a los diversos hospitales de peregrinos medievales, como los de A Coruña, Ferrol, Neda, Pontedeume, Miño, Paderne, Betanzos, Sigrás, Bruma y Poulo, de los que quedan ejemplares modernos o sucesores.

Uno de los padres modernos de esta ruta, recuperada en 1991, es Manolo Grueiro, de Nedense, que ha facilitado innumerables datos para la elaboración de alguna guía. El arreglo del trazado y su recuperación fue posible gracias al trabajo conjunto de los vecinos y los ayuntamientos.

En pocas décadas, los cientos de peregrinos diarios que pasaron por los primeros años se convirtieron en miles. Durante el Año Santo 2004, según estadísticas de la Oficina del Peregrino de Santiago, lo visitaron 3.092 personas cada día. En 2010, también año santo, hubo 6442, más del doble. Y en 2013, sin ser año jubilar, sólo hasta septiembre habían pasado más de 4.000 peregrinos diarios, de media.

Entre Ferrol y Santiago de Compostela, la ruta más seguida, hay 122 kilómetros. Te recomiendo que, si los días te lo permiten, también recorras los 34 kilómetros del tramo coruñés. Los dos caminos se hacen uno a las puertas del Hospital de Bruma. Desde Ferrol se atraviesan los municipios del propio Ferrol y los de Narón, Neda, Fene, Cabanas, Pontedeume, Miño, Paderne, Betanzos, Abegondo, Mesía, Ordes, Oroso y Santiago.

El camino a A Coruña discurre por la carretera propia de la capital y las de Culleredo, Cambre, Carral, Abegondo y Mesía, donde se une a la vía de Ferrol. El Camino atraviesa durante los primeros días la comarca natural de As Mariñas Coruñesas donde Ferrol, Ares, Betanzos y La Coruña forman el golfo de Ártabro, el magnus sinus artabrorum citado por los romanos.

El camino jacobeo atraviesa las desembocaduras de los ríos Xubia, Eume, Lambre y Mandeo, ya en Betanzos, rodeado de un paisaje que presenta muestras de la costa gallega con el verde interior a la vez. Entonces, en pocos kilómetros se pasa del nivel del mar a los 400-500 metros, que hay que subir para salir de Las Mariñas y entrar en el Terra de Ordes, cruzando el municipio del mismo nombre y el de Oroso. Gracias a la proximidad del mar, las temperaturas son suaves.

Deja una respuesta