CON QUE FRECUENCIA TIENE RELACIONES UNA PAREJA

in NO HAY EDAD by

¿Con qué frecuencia tienen relaciones los matrimonios? – Frecuencia de relaciones en el matrimonio – ¿Con qué frecuencia tiene relaciones una pareja?

Es una pregunta que no pocos se hacen. ¿Con qué frecuencia tiene relaciones una pareja? … Podríamos recurrir, entre otras cosas, a la opinión del científico Seth Stephens-Davidowitz, que descubrió últimamente que el «estar casado sin sexo» es una de las oraciones más buscadas en Google tratándose de protestas maritales en los España. También descubrió que, en promedio, el veinte por ciento de los cónyuges no habían tenido sexo el año precedente en la Comunidad de Madrid. No es de extrañar por tanto que, aunque es solo un motivo, que haya tantos hombres optando por los servicios de chicas de lujo en Madrid.

Múltiples especialistas examinan lo que debes hacer para llegar al clímax y lograr el mejor sexo que hayas experimentado en tu vida. Porque las relaciones sin sexo son el inconveniente número uno de las uniones, particularmente en parejas mayores de cuarenta años. Los terapeutas sexuales, los ginecólogos y los estudiosos coinciden en las conclusiones sobre qué es un matrimonio sin sexo, por qué razón el deseo se reduce y qué pueden hacer las parejas para recobrar la salud sexual. 

Matrimonio sin sexo

Ciertos especialistas afirman que las parejas que tienen relaciones íntimas 9 veces o bien menos por año son asexuadas. Una pareja aún puede verse atractiva y desea tener sexo, mas la vida se interpone en el camino, con lo que están en un estado de sequía. 

Una razón por la que los números no siempre y en toda circunstancia significan demasiado es que para ciertas parejas, «nueve veces o bien menos» puede no ser algo tan malo. Hay personas que solo tienen relaciones íntimas una vez por año, en su aniversario, y están satisfechos con eso.

¿Libido baja?

Algunas personas se enfadan con su pareja por cosas muy grandes, como la infidelidad o bien las mentiras.

De ahí que nos preguntamos por la frecuencia sexual de las parejas felices. Si vivís juntos podéis tener sexo todos y cada uno de los días. Quizás ese ritmo sexual no hay quien lo mantenga. Vamos a dejarlo en prácticamente todos los días y que no degenere la pasión.

No obstante una frecuencia sexual está siempre determinada por el hecho de que los encuentros son limitados a las circunstancias.

Asimismo hay parejas felices, y muy felices, que hacen suyo el leitmotiv de ‘sábado, sabadete’… Lo esencial no es tanto marcar una frecuencia determinada como satisfacer las necesidades de los dos. De nuevo, negociaciones, pactos y, sobre todo, comunicación, son indispensables para mantener una relación y sostener de pie tanto el aspecto sexual como el sentimental.

Los hombres acostumbran a estar preocupados por la frecuencia, por el hecho de que sienten que no tienen una vida sexual como deberían, al paso que las mujeres, acostumbran a opinar lo opuesto. Diferentes estudios aseguran que las necesidades son diferentes en los dos sexos. Esto no necesariamente responde a cuestiones biológicas sino más bien socioculturales. Los varones han tenido más incentivos para acceder al sexo y satisfacer su placer sexual, y las mujeres, en cambio, han visto a menudo como la sociedad o una parte de ella pretendiera atenuar el deseo sexual. 

Los especialistas especifican que tener sexo por obligación, afecta con seriedad la vida sexual de las parejas, por el agobio y decepción que genera. Alén de la cantidad de encuentros sexuales, las parejas deben poner atención en la calidad y en la espontaneidad, si desean sostener el amor y el deseo sexual vivo. La frecuencia no señala inconvenientes sexuales, en tanto que cada pareja tiene un rango o bien cantidad de días para tener sexo.

Sin embargo no estamos pensando en el creciente número de personas que no viven en pareja. Solteros y solteras, viudos o viudas, parejas abiertas, y un largo etcétera de personas que viven el sexo sin estar esté supeditado a la pareja… Son muchos los casos de personas que pueden encontrar acomodo a todo tipo de relaciones sexuales en lujosas chicas, las llamadas escort. Y por otro lado, también es creciente el número de parejas que recurren a estas «terceras o terceros» para complementar su sexualidad de pareja.

¿Cuántas veces hace el amor una pareja normal?

La realidad es que el número de relaciones íntimas por sí solo no es tan esencial para delimitar si tienes una relación sana y estable o bien no, lo más esencial es permanecer a gusto en la relación, que con independencia de la frecuencia con la que sostengas relaciones íntimas con tu pareja se hallen contentos y satisfechos en ella. El hacerlo, con el permiso de tu pareja, y atreverse a probar a hacer cosas diferentes, indudablemente puede darle un giro a tus relaciones.

Habla de sexo con tu pareja. Hazle saber a tu pareja lo que te agrada, como es la parte en la que más gozas en el sexo, cuales son tus fantasías sexuales, las que pueden realizar juntos, que es lo que más te agrada que haga, etcétera… como asimismo pídele a tu pareja que te cuente sobre lo que a ella le complace. Cuando se tienen los primeros encuentros con la pareja, el factor sorpresa es una cosa que aumenta la excitación sexual debido a la inseguridad que el próximo encuentro representa.

Estas y otras preguntas hacen una parte de un cuestionario que seguramente nos hemos hecho por lo menos una vez en la vida. Múltiples investigaciones lanzan el resultado de que una pareja con buen ritmo puede tener entre 2 o bien 3 encuentros por semana. Pero, en últimas, el número de penetraciones no determina el éxito y el mantenimiento de una pareja, es la calidad de los encuentros y el fundamento de la relación.

No podemos fijarnos solo y particularmente en un número determinado a fin de que una pareja sea sana en su experiencia sexual, puesto que la frecuencia es relativa, conforme el instante que se esté viviendo en la relación. Cada pareja maneja estas situaciones a su forma, mas hay que tener en consideración que requieren paciencia y mucha predisposición mental. Además de esto, sin importar un mínimo el instante que se esté viviendo, debemos intentar que nuestra vida sexual permanezca. Debemos rendir en el trabajo y en todos y cada uno de los aspectos de nuestra vida, incluyendo el sexo.

Se valora cuánto sexo debemos tener aún sobre el deseo sexual y de las ganas que una persona tenga. Esa idea del sexo, como algo más que incorporar a la infinita lista de menesteres, termina por quemarse como lo hace el trabajo.

¿De qué manera sentirnos satisfechos?

No importa la frecuencia de las relaciones íntimas, lo clave es que cada uno de ellos se sienta lleno. En el instante en el que el sexo se vuelve labor, el fuego se apaga inmediatamente. Debemos sacarnos de la cabeza esa idea sobrestimada que tenemos de la sexualidad y comenzar a comprender que para algunas personas se sienten satisfechas si tienen sexo diariamente, para otras es suficiente una vez por mes.

Si bien primeramente, la sexualidad es uno de los componentes que debe tener una relación de pareja sana, y ayuda a que la relación se sostenga con el estatus de pareja y no se transforme en una relación de solo amigos, progenitores o bien conocidos. Debemos tener claro que la sexualidad cambiará con el tiempo y con las circunstancias, lo que no quiere decir que va a desaparecer o bien se volverá desganada.

Es esencial tener una postura abierta y preparada, no juzgar los deseos más profundos de nuestra pareja y comprender que en el sexo no hay cabida para la rutina, puesto que nos desmotivaremos y poquito a poco el deseo va a ir muriendo.

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario