lugares con encanto desde la España medieval

in ESCAPADAS CHILL/PORTADA by

lugares con encanto desde la España medieval

01/07/2019

España es un país con mucha pluralidad paisajística. Es el sitio del continente europeo en donde puedes desayunar en un desierto prácticamente africano, y cenar al lado de las cimas nevadas de una cordillera. Entre un extremo y otro se despliegan lugares mágicos, bellos paisajes, aldeas, catedrales, bosques… La geografía de España es rica en catedrales góticas, paisajes pintorescos, fiestas singulares, y lugares medievales como los castillos más bonitos de España

El pueblo de Besalú, en Gerona, nos invita a viajar en el tiempo hasta la Edad Media. Tiene este pueblo un puente románico del siglo XII sobre el río Fluvià, el monasterio de Sant Pere de Besalú y también unos baños medievales, los de la aljama. Cada primer fin de semana de septiembre, Besalú tiene su festival medieval.

Todo el que ha paseado una noche por Toledo ha imaginado oscuros hombres encapados utilizando la espada para batirse en duelo. Pocas ciudades tienen tanto sabor a Siglo de Oro. Toledo es una especie de túnel del tiempo. 

lugares con encanto desde la España medieval

PERATALLADA, BURGUILLOS, ALBARRACÍN

Peratallada, tiene un castillo, un palacio, una iglesia y una torre del Homenaje, formando todo ello y más, uno de los mejores conjuntos medievales de toda Cataluña. Tossa de Mar posee un circuito fortificado a riberas del mar y unas vistas increíbles. Si hace calor, tras una visita a los rincones medievales del lugar puedes pegarte un baño en sus playas y calas.

Si se sale de Zafra, hacia Fregenal de la Sierra por la EX-cuatrocientos treinta y cinco, nos metemos por el desvío de la EX-cuatro mil trescientos once hasta Burguillos del Cerro, un pueblo dominado por la impresionante silueta de su castillo. El pueblo acumula un extenso y diverso legado patrimonial, arqueológico, monumental, etnográfico y natural, además de recursos de desarrollo cultural. Los orígenes de Burguillos se remontan a la Prehistoria y hubo un tiempo en que se asentaron en la zona los visigodos, y lo prueba un baptisterio, con forma de cruz latina, del siglo VI.

En lo alto de un peñasco de la provincia de Teruel se halla Albarracín. Es este un bello pueblo de calles de piedra y tejados rojizos. En otoño los colores amarillentos y rojizos combinan con las edificaciones medievales y el paisaje es mágico. Las murallas, Guadalaviar y el conjunto histórico de Albarracín son, por supuesto, visitas obligatorias.

Los castillos de frontera se levantaron en la región de l’Anoia para defenderse de los invasores árabes. El castillo de Ódena, fundado en el siglo X, debe su máximo esplendor al siglo XIII, cuando la fortaleza perteneció a la familia Ódena. Fue perdiendo estrellato y se derribó en el siglo XV, pero se ha preservado el pueblo medieval, entre las murallas. Subsiste una torre de once lados y más de diez metros de altura. La visita a la torre es de libre acceso y resulta aconsejable subir alto, pues desde arriba se consiguen unas espectaculares vistas. Se pueden contratar visitas guiadas que nos relatan los acontecimientos de la Guerra de Sucesión.

Deja un comentario