La extracción de dientes simple: un procedimiento gratuito en pacientes con seguro dental

in PORTADA/SALUD by

Las caries avanzadas, una infección y el poco espacio en la cavidad bucal son las principales razones por las que se debe extraer un diente. Dependiendo de lo grave de la lesión, el dentista determinará el procedimiento a seguir. Las extracciones simples, gratuitas en clínicas concertadas para los pacientes que cuenten con un seguro dental, se utilizan para quitar los dientes que se pueden ver con facilidad. Los dentistas suelen llevar a cabo este tipo de extracción a menudo, en sus prácticas dentales. Para ello, usan un anestésico local que entumece el área y reduce el dolor experimentado por el paciente. Se emplean fórceps dentales y en algunos casos se realizan cortes en la encía.

Por su parte, las extracciones quirúrgicas requieren de una incisión en el tejido conectivo para que el dentista pueda acceder al diente que quitará. Implica el retiro de dientes que no son de fácil acceso dentro de la boca. Se realiza bajo un anestésico general por un cirujano oral. No obstante, en algunos casos, un dentista general también es capaz de llevar a cabo este procedimiento.

Las extracciones de dientes suelen ser más sencillas, mientras que las de las muelas suelen ser más complicadas y laboriosas.

Antes de llevar a cabo la extracción, el dentista evalúa al paciente y estudia de forma detallada sus antecedentes médicos y odontológicos. Para ello, realizar radiografías, también gratis en los pacientes que pueden contratar un seguro dental, que muestran la longitud, la forma, la posición del diente y el hueso que lo rodea. De ser necesario, derivará el proceso a un cirujano bucal.

Cuidados

Es importante que el paciente conozca los cuidados que debe emplear antes y después de la extracción. Así evitará infecciones bucales.

Para no tener complicaciones durante la intervención, no debe ingerir alcohol los días previos. Asimismo, eliminar o reducir el consumo de tabaco. De esta manera el especialista podrá trabajar en una boca limpia.

extraccion de dientes
2704056 / Pixabay

En caso de ser necesario y dependiendo de la extracción, después del procedimiento el paciente deberá tomar antiinflamatorios o antibióticos que le aliviarán el dolor. Estos deben ser recetados por el dentista o especialista encargado del tratamiento. Los enjuagues con agua tibia y sal, también ayudan a reducir las molestias y a cicatrizar. Asimismo, la aplicación de una bolsa de hielo en el rostro por unos 15 minutos puede mejorar el malestar.

Por otro lado, en los días posteriores a la intervención, el paciente deberá cuidar su alimentación. Los primeros días, la dieta debe ser blanda, evitando alimentos que entorpezcan la recuperación. También se recomienda no tomar la comida muy caliente.

Para evitar que se tenga que recurrir a estos procedimientos es fundamental mantener una correcta higiene bucodental. Para ello, hay que cepillarse los dientes de forma correcta, utilizar el hilo dental y el enjuague bucal. Además, realizar visitas anuales al dentista que, son gratis en las personas que tengan contratado un seguro dental.

foto: pixabay.com/users/2704056/

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario