Modelos farmacéuticos en Europa y coberturas sanitarias: el caso de España

in SALUD by

Modelos farmacéuticos en Europa y coberturas sanitarias: el caso de España

Antes de profundizar en el tema os voy a aconsejar un blog en el que se tratan de forma muy profesional todas las cosas que tienen que ver con el mundo de los seguros. Y obviamente también sobre las coberturas y las clases de seguros de decesos. Un ejemplo es la información que podéis leer en este post

La directiva general de la Patronal Europea de la Distribución vela por la seguridad de los fármacos y también por el correcto acceso de estos a todos los ciudadanos de Europa. Las buenas prácticas de distribución en la UE datan ya de mil novecientos noventa y dos, y son de plena vigencia. En el sector farmacéutico se pide una especial dedicación a la lucha contra los fármacos falsificados.

España es uno de los países europeos que más farmacias tiene proporcionalmente. El noventa y nueve por ciento de la población tiene una farmacia muy cerca de donde vive. El sesenta y cinco por ciento están situadas fuera de la capitales de provincia, y dos mil ochenta y nueve se hallan ubicadas en localidades de menos de mil habitantes. En España los farmacéuticos contribuyen con su función a interrelacionarse con el sistema y a trabajar de forma colaborativa con los profesionales de la Sanidad.

Modelos farmacéuticos en Europa y coberturas sanitarias

¿Los primordiales desafíos para los estados?

La no disponibilidad y la no asequibilidad de los fármacos son posiblemente las dos cosas que más nos podrían preocupar. Es un problema de cierta envergadura que haya un número creciente de pacientes, en toda Europa, que no puedan pagar los medicamentos que requieren y que estos no estén siempre facilitados por los sistemas públicos. Para los pagadores públicos que cubren estos costos, o bien parte de ellos, también es un problema. 

bogitw / Pixabay

Prevenir la enfermedad

Con respecto a esto se aprovecha la proximidad y la accesibilidad de la red asistencial de farmacias para efectuar programas para la detección precoz de ciertas enfermedades. Hoy día el farmacéutico comunitario trabaja, por ejemplo, en cosas como la prevención del ictus desde las farmacias, y sabe que su esencial papel está en la adherencia a los tratamientos y en el seguimiento de los hábitos vitales. 

Concretamente en España tenemos un problema con las competencias sanitarias en las Comunidades Autónomas. Pongamos el ejemplo de una mujer que padece de jaquecas con determinada regularidad. Tiene que llevar en todo momento encima un fármaco llamado Sumatriptán. Bien, pues en España, uno de los mayores problemas, es que en casos como este, según la Comunidad Autónoma en la que uno o una esté de paso, o de vacaciones, puede encontrarse con que en la farmacia no le suministran el fármaco, y solo dependiendo de las distintas normativas que operan en las distintas zonas del país. 

En estas circunstancias, con un medicamento como este, lo mejor es intentar tomar la primera pastilla a tiempo. Cuando la jaqueca supera un límite determinado, ya no hay quien la pare. Y son dolores intensos. Es «muy fuerte» que el farmacéutico decida que, necesita la receta, y al decirle que esta es electrónica y que depende de la tarjeta sanitaria de otra Comunidad Autónoma, afirme que le resulta absolutamente imposible contrastar esa información pues el sistema no le deja acceder a ella por ser de otra comunidad autónoma.

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario