¿Café o Té?

in BLOG/SALUD by

La eterna duda entre si es más saludable tomar Café o Té. A lo largo del tiempo, numerosos estudio han tratado de dilucidar los beneficios en la salud de cada uno de estos dos brebajes y demostrar o desmentir  los perjuicios que pueden tener sobre la gente.

Al parecer el mundo prefiere el té. Mientras se consumen 1,6 millones de tazas de café por día en el planeta, se toman el doble de tazas de té.

Café o Té

 Propiedades saludables del café

Aunque son más reconocidos los efectos saludables del té y al café se le atribuyan consecuencias no saludables como taquicardias, manchas en los dientes e incluso se pensaba que beberlo podía causar cáncer, el café tiene una multitud de propiedades saludables.

Diferentes estudios han demostrado que el café sirve para evitar el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer como el de seno, próstata, piel o el cáncer de hígado.

Su consumo puede ayudar a mejorar tu memoria a corto plazo y multiplica la eficacia de los analgésicos en el cuerpo. Además, ayuda a prevenir enfermedades mentales como el Alzhéimer o la demencia.

Beber café puede reducir el desarrollo de la diabetes tipo 2

También el café reduce el riesgo de la enfermedad de Parkinson.

Un estudio encontró relación entre el consumo de café con una disminución en el desarrollo de diabetes tipo 2 en un 35% de los casos estudiados.

Algunos de los grandes beneficios del té

La Dieta de 3 Semanas

Por otra parte, los científicos han demostrado que, similar que el café, el té puede evitar el libre desarrollo de la diabetes, aunque los estudios han logrado demostrar una mayor influencia en la de tipo 1 genética, así como en algunos tipos de cáncer como el de pulmón y logra prevenir la osteoporosis.

Similarmente, como te mencioné con el café, el consumo de té está asociado con una menor incidencia en el desarrollo de la enfermedad de Parkinson al igual que con la prevención del Alzhéimer.

Existen diferentes efectos positivos según el tipo o variedad de té. Por ejemplo, el té blanco baja el riesgo de la obesidad y tiene antioxidantes que supuestamente pueden tener un potencial de antienvejecimiento.

Aunque algunos estudios advierten que tomarlo excesivamente caliente puede provocar un cáncer de esófago, en lo relativo al té verde se ha logrado demostrar que ayuda a reducir el riesgo de desarrollar esta letal enfermedad (especialmente en el caso del sexo femenino).

Por su parte, los tés verde, negro, blanco y oolong tienen sustancias conocidas como flavonoides, cuyo consumo se ha relacionado con menores casos de enfermedades cardíacas-

Además, tomar alrededor de 4 tazas de té al día, ayuda al organismo a reducir la producción de la hormona del estrés y podría ser un gran aliado para luchar contra la ansiedad.

 Entonces, ¿Café o Té?

Como con casi todo en la vida, la clave está en la moderación.

Se calcula que alrededor de 300 grs. de cafeína diarios pueden tener consecuencias positivas, siempre y cuando lo acompañes con una dieta saludable y un estilo de vida ejercitado.

Si aún tienes la duda, en función del consumo diario que hagas, puedes tomar una elección tomando en cuenta que el café tiene entre 80 y 185 mg de cafeína mientras que el té contiene sólo entre 15 y 70 mg.

El café te aporta más energía y de forma más rápida, pero el efecto es menos duradero que el que te produce el consumo de té.

Sin embargo, una excelente alternativa es la combinación de de los dos: hay un tipo de té hecho con hojas de café, que es más beneficioso que las dos bebidas por separadas. Además, no es tan fuerte como el café y es menos amargo que el té.

Deja un comentario