La Diabetes Y El Sexo En Mujeres

La Diabetes Y El Sexo En Mujeres

in BLOG/SALUD by

Cuando se piensa en disfrutar de la vida y todos sus placeres, el buen sexo puede ser una de las primeras cosas que surgen en tu mente. La buena noticia es que no hay ninguna razón por la que no se pueda tener una vida sexual plena y satisfactoria si tienes diabetes. Pero hay que entender cómo tu enfermedad puede afectar a diferentes aspectos de tu sexualidad y la función sexual en si. Pero La Diabetes Y El Sexo En Mujeres no debería implicar un problema tan grave si sabes como enfrentar el problema.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que la intimidad sexual puede ser una forma física vigorosa de quemar calorías. Eso significa que, como todo ejercicio, se te puede poner en riesgo de hipoglucemia lo que es un inconveniente al hacer el amor, por decir lo menos. Para mantener estable la glucemia, es aconsejable tomar lecturas de glucosa antes y después del sexo para tener una idea de cómo tu cuerpo responde. Trata de tener una bebida azucarada o un pequeño aperitivo de antemano o, con la aprobación de tu médico, ajustar tu insulina si se sabe que la intimidad sexual está en el horizonte cercano.

La Diabetes Y El Sexo En Mujeres

La Diabetes Y El Sexo En Mujeres

La sexualidad es algo complejo en las mujeres, incluso sin la interferencia de esta enfermedad crónica, por lo que no es de extrañar que por lo general experimenten más efectos secundarios sexuales relacionados con la diabetes que los hombres. Pero estos problemas no son insuperables. Entre ellos te nombraré:

  • Flujos de azúcar en la sangre. Aunque no es una experiencia universal, muchas mujeres notan que su azúcar en la sangre se eleva unos días antes de que comience su período mensual. Los investigadores sospechan (aunque no todos están de acuerdo) que fundentes en las hormonas sexuales femeninas, como el estrógeno y la progesterona, temporalmente hacen que las células sean más resistentes a la insulina. Si sospechas que este es un problema que se relaciona contigo toma nota:

– A lo largo de varios meses, mantén un registro de cuándo comienza tu periodo, luego compara con tus registros diarios de azúcar en la sangre. Si encuentras una correlación clara entre los niveles de glucosa y tu ciclo menstrual, habla con tu médico acerca de cómo ajustar tu insulina o dosis de medicamentos.

– Considera la posibilidad de una causa alternativa. Algunos médicos creen que la verdadera razón de que el azúcar en la sangre se eleva antes del período es porque las ansias y la irritabilidad del síndrome premenstrual te hacen comer más, y más picos y bajas inusuales erráticas, causando de ese modo problemas en los niveles de azúcar en la sangre. Trata de comer a intervalos regulares para mantener el azúcar en la sangre estable y evita el alcohol y la cafeína, que pueden afectar el estado de ánimo.

  • Si toma anticonceptivos orales, La Diabetes Y El Sexo En Mujeres puede ser un problema; pregunta a tu médico qué píldora es mejor para ti. Los anticonceptivos orales monofásicos (como Alesse, Loestrin, y Ortho-CEPT), que contienen cantidades fijas de estrógeno y progestina, parecen mantener los niveles de azúcar en sangre más estables que los trifásicos (como Triphasil y OrthoTricyclen) y los anticonceptivos sólo de progesterona (por ejemplo, como Micronor).
  • La resequedad vaginal. Las mujeres con diabetes a veces encuentran que carecen de lubricación natural durante la excitación sexual, aunque este problema no se limita a las personas con azúcar en la sangre. Puedes usar lubricantes a base de agua, disponible en cualquier farmacia. Si el problema persiste, consulta con tu médico; es posible que tenga niveles bajos de estrógeno lo que puede ser potenciado con crema tópica de estrógeno o terapia de reemplazo hormonal (TRH). Sin embargo debes sopesar la opción de terapia de reemplazo hormonal con cuidado. A pesar de que puede resolver el problema de lubricación, también puede aumentar el riesgo de otros problemas de salud. Pero a la hora de la verdad La Diabetes Y El Sexo En Mujeres no deberían ser un dilema.
  • Infecciones. El exceso de azúcar en la sangre estimula el crecimiento de microorganismos y bacterias. Los hongos pueden hacer que las mujeres con diabetes sean más propensas a las infecciones por levaduras y vaginitis. Si experimentas secreción vaginal o picazón, consulta a tu médico para que te recete una crema o antibióticos antifúngicos.

Deja un comentario