La Pérdida De Audición Podría Ser Causada Por La Diabetes

¿La Pérdida De Audición Podría Ser Causada Por La Diabetes?

in BLOG/SALUD by

La pérdida de audición podría estar enmascarando otro problema. Hay poco que se pueda hacer al respecto por tu cuenta, por lo que debes consultar a un médico. Tendrás que ser examinado para descartar condiciones tales como diabetes o presión arterial alta, ambas asociadas con problemas de audición. Pero, ¿ La Pérdida De Audición Podría Ser Causada Por La Diabetes ?

La Pérdida De Audición Podría Ser Causada Por La Diabetes

En caso de que descartes la diabetes puedes ser referido a un otorrinolaringólogo para realizarte una prueba especializada y un resumen de tus opciones de tratamiento. El médico puede recomendar un especialista en audición (audiólogo), que llevará a cabo una prueba para determinar el tipo y grado de pérdida auditiva. Un audiólogo puede mandarte a usar un audífono. Aunque estos dispositivos son, sin duda caros, la mayoría de las personas que optan por ellos quedan encantadas cuando su mundo del sonido se restaura. Pero en ciertos casos, la cirugía puede ser recomendada.

Algunas causas de la pérdida de audición pueden ser corregidas: Eliminar el exceso de cera en los oídos puede hacer una gran diferencia. Los medicamentos adecuados restauran la audición afectada por virus, bacterias o alergias. Como vez existen muchas causas que nos permite saber que no siempre La Pérdida De Audición Podría Ser Causada Por La Diabetes.

Cambios en el estilo de vida

Aunque puede que no seas capaz de recuperar la capacidad auditiva que has perdido, puedes tomar medidas para mantener la que tienes y sacar el máximo provecho de ella. Y si es negativa tu sospecha de que La Pérdida De Audición Podría Ser Causada Por La Diabetes los siguientes consejos pueden ser útiles:

  •  Evitar ruidos fuertes. Si vas a un ruidoso concierto o a un evento deportivo, procura el uso de tapones para los oídos. Ellos no van a impedir escuchar lo que está pasando, pero van a mantener los niveles de decibelios peligrosos bajo control para que no dañen los oídos. Lo mismo vale para cualquier momento cuando estés alrededor de ruidos fuertes, como en una construcción e incluso el tráfico .
  • Ejercicio. Los investigadores de la Universidad de Wisconsin observaron a 1.600 personas entre las edades de 52 y 97. Ellos encontraron que los que hacían ejercicio eran 32% menos propensos a tener problemas de audición que los que no hacían. Las personas con enfermedad cardiovascular (a veces influidas por un estilo de vida sedentario) eran 54% más propensos a tener pérdida de audición.
  • Renunciar a los cigarrillos. Un estudio realizado en Japón de 1.554 hombres que trabajaban en la misma empresa encontró que aquellos que fumaban tenían más del doble de probabilidades de sufrir pérdida de audición que aquellos que no lo hacían.
  • Apaga el ruido de fondo. Si tienes problemas para entender lo que dice la gente, deshacerse del ruido fondo puede ayudar;  apaga la televisión, la radio o reproductor de CD, el lavavajillas, o alejate de la conmoción.
  • Enseñe a tu familia y amigos la forma de hablar. Unas cuantas sugerencias simples pueden ayudar a los que hablan contigo para comunicarse con mayor claridad. Ellos no necesitan gritar,pero puedes sugerirles aumentar un poco el tono de voz con una velocidad pausada.

Procedimientos

Muchas personas con pérdida de audición son ayudados en gran medida por un audífono. Estos dispositivos básicamente amplifican los sonidos. Un diminuto micrófono capta las ondas sonoras y las convierte en señales eléctricas, que luego se envían a través de un amplificador a tu oído. A pesar de un audífono no puede restaurar la audición normal, puede mejorar tu audición y tu calidad de vida. Un estudio de 2.300 adultos con deficiencias auditivas mayores de 50 años encontró que las personas con pérdida de audición sin tratar eran más propensas a sufrir depresión, ansiedad y paranoia que aquellos con audífonos. El grupo no tratado también se sentían más aislados y era menos probable que tomaran parte en actividades sociales organizadas. Si tu médico u otorrinolaringólogo recomienda un audífono, presta atención al consejo.

Si has perdido la mayor parte o la totalidad de tu audición, un implante coclear puede restaurar el sentido del oído y puede ayudar a entender el habla sin lectura de labios o lenguaje de signos. Este logra por medio de complejos dispositivos electrónicos interceptar sonidos útiles y envía impulsos eléctricos al cerebro a través de electrodos colocados en la cóclea . No repara el sistema de audición natural de tu cuerpo, pero lo compensa de una manera que te permite comunicarse en persona y por teléfono .

En alrededor de 2% a 3% de los casos, la pérdida de audición puede ser causada por otosclerosis. Este trastorno hereditario se produce cuando hay formas anormales del hueso alrededor de los huesecillos del oído que se conoce como cadena de huesecillos. Durante la cirugía de estapedectomía, uno de los huesos (el estribo) se sustituye por una prótesis hecha de plástico y alambre. Tal procedimiento puede ser eficaz en la restauración de la audición.

Los medicamentos

Para la mayoría de los casos de pérdida de la audición natural debido a la edad o la exposición a ruidos fuertes, no hay medicamentos que puedan ayudar. Cuando la pérdida auditiva es causada por otro problema, es posible encontrar alivio en una medicina. Cerumenolíticos (Debrox, Cerumenex) pueden ayudar a disolver el exceso de cerumen y solucionar el problema. Los antibióticos combaten las infecciones del oído y un anticoagulante puede ayudar si la pérdida de la audición es causada por un coágulo de sangre en una arteria que alimenta el oído. Para la pérdida de audición relacionada con diversas alergias, los Antihistamínicos y descongestionantes pueden proporcionar alivio.

La Pérdida De Audición Podría Ser Causada Por La Diabetes

Efectivamente La Pérdida De Audición Podría Ser Causada Por La Diabetes pero no es el caso más general. Siempre debes descartar este tipo de problemas con un especialista y si tienes diabetes debes dejarlo bien en claro al doctor que te va a revisar los oídos.

Deja un comentario