PROBLEMAS CON LA FLORA INSTENTINAL: LOS BENEFICIOS DE HIDRASEC

in BLOG/COSAS/SALUD/VIDA SALUDABLE by

PROBLEMAS CON LA FLORA INSTENTINAL: LOS BENEFICIOS DE HIDRASEC – Puede que tras haber tenido que tomar algún tipo de antibiótico a partir de penicilina o haber descuidado la alimentación, tengamos algunos problemillas digestivos. Se suelen producir cuando perdemos nuestra flora intestinal, lo que puede ocasionarnos diarreas o, todo lo opuesto. ¿Qué es y cómo recobrar la flora intestinal?, ¿Qué es la flora intestinal? En nuestros intestinos viven millones de bacterias benéficas y a este grupo de bacterias se le llama “flora intestinal”. Constituyen un ecosistema en armonía con nuestro cuerpo. Si te has descuidado y tienes problemas como diarrea, hay un producto llamado hidrasec que viene, que te va a venir muy bien.

Comestibles probióticos para recobrar la flora intestinal

Son comestibles fermentados y tienen una secuencia de microorganismos vivos, que permanecerán vivos en nuestro intestino, para ayudarnos a recobrar naturalmente la flora intestinal. Uno de los comestibles probióticos más recurrentes es el yogurt. Otros comestibles probióticos surgen en su mayoría de Oriente, aunque cada vez son más recurrentes en occidente. Algunos de ellos son el kéfir, la sopa de miso, el chucrut, las alcachofas de Jerusalén, el tempeh y microalgas.

Pero si ya has perdido tu flora intestinal puedes optar por Hidrasec. Es un medicamento antidiarreico, para mayores, que actúa localmente regulando el paso del agua al intestino. Tiene una rápida acción antidiarreica sin cambiar el tiempo de tránsito intestinal, sin ocasionar estreñimiento ni distensión abdominal. Se trata de una solución rápida y eficaz. Hidrasec se muestra en una caja de 100mg. compuesta por 10 cápsulas duras, envasadas en un blíster de aluminio. Por medio de su composición y mecanismo de acción, no causa hinchazón abdominal ni estreñimiento ocasional.

PROBLEMAS CON LA FLORA INSTENTINAL: LOS BENEFICIOS DE HIDRASEC
CÓMO INFLUYE EL ESTADO DE LA FLORA INTESTINAL EN NUESTRA SALUD

La microbiota son todas aquellas bacterias que viven en nuestro intestino. En la última década se realizaron estudios científicos sobre su consideración para las funcionalidades de nuestro cuerpo. En los estudios sobre la microbiota se demostró que precisamente hay veinte mil funcionalidades en las que participa la microbiota. De esas algunas muy destacables son las siguientes:

  • digestión y absorción de nutrientes.
  • Homeóstasis energética.
  • Síntesis de vitaminas.
  • Metabolismo de xenobióticos.
  • Antiadhesión de patógenos.
  • Función de barrera.
  • Regulación del tránsito intestinal.
  • Síntesis de metabolitos.
  • Mediador de la respuesta inmune.
  • Regulación neuroendocrina.
Todos nuestros procesos celulares necesitan de distintas sustancias. Se generan desechos, a los que llamamos metabolitos. Estos pueden ser usados por las bacterias, que a través de procesos enzimáticos generarán nuevos metabolitos que afectarán a células humanas o que serán usados por otras bacterias para producir nuevos metabolitos que podrán contribuir a las células humanas. Es entonces una relación mutualista.

Pasamos de enfermarnos por patologías infecciosas a enfermarnos por patologías no infecciosas. Para poder lograr una armonía con nuestras bacterias debemos de hacer cambios de colonización bacteriana. Todo lo que sucede con nuestras bacterias en la etapa inicial de la vida, desde el tipo de parto, la genética, la hospitalización, los antibióticos, lo que nos circunda, el estrés maternal, a la edad gestacional, la lactancia, etc, todo influye en la salud de las bacterias y en el ser humano.

PROBLEMAS CON LA FLORA INSTENTINAL: LOS BENEFICIOS DE HIDRASEC

La razón por la que tienes el vientre hinchado ¿Qué es la disbiosis intestinal?

Cualquier desequilibrio en la composición recurrente de la microbiota o flora intestinal es lo que se llama disbiosis intestinal. Puede desatar una secuencia de patologías que no en todos los casos se localizan siempre en los intestinos. Puede detectarse un incremento de ciertas cepas bacterianas que van a crear síntomas asociados como digestiones complejas, estreñimiento, hinchazón abdominal, o intolerancias a determinados alimentos y hasta  diarrea.

Suplementos para la flora intestinal

Cuando tenemos un problema de tipo intestinal con permeabilidad o disbiosis, los probióticos son como la cubierta de pintura que le damos a una pared, pero, si hay agujeros en los ladrillos, antes de la pintura debemos reconstruir la pared. La suplementación a través de aminoácidos como la glutamina y otras sustancias que disminuyen la inflamación intestinal es clave antes de llevar a cabo una implantación de probióticos.

La flora intestinal, es el grupo de bacterias y otros microorganismos que habitan en el intestino y que tienen, primordialmente, la función de cuidarlo. Hablamos de una relación de simbiosis. Un mutualismo. Para que estos microorganismos se contengan de manera equilibrada debe existir una enorme diversidad de tipos y especies, pues existen más de 400 especies de bacterias diferentes en la microbiota humana. La flora actúa en el organismo protegiéndolo, nutriéndolo y ayudándolo en su desarrollo y avance.

Por otro lado, la flora intestinal interviene en la fermentación de los comestibles que ingerimos. Las bacterias del colon se alimentan de los hidratos de carbono complejos. También de ácidos grasos de cadena corta que descomponen; así el intestino también los puede absorber. Y asisten a la asimilación de minerales como el calcio, el hierro o el magnesio y a la síntesis de la vitamina K. Una dieta rica en hidratos de carbono o fibras prebióticas puede beneficiar.

PROBLEMAS CON LA FLORA INSTENTINAL: LOS BENEFICIOS DE HIDRASEC

Prueba tu sistema inmunitario

¿Estás protegido frente a las alergias y las infecciones por virus y bacterias?

La alimentación también produce cambios destacables en la flora. La fibra sirve de alimento para la microbiota intestinal y los prebióticos y probióticos influyen en la diversidad de la flora. Los probióticos son microorganismos vivos que si se toman en proporciones correctas son buenos. Se trata de levaduras y bacterias que tienen dentro los comestibles, los medicamentos o algunos suplementos dietéticos. Contribuyen a hacer desaparecer afecciones digestivas como la sensación de hinchazón o los gases.

Sandía.

Tiene enormes proporciones de vitamina A, B y C, magnesio, potasio, mucha fibra y licopeno, y características antioxidantes. Muy rica en agua por lo cual es humectante y baja en calorías. Es aconsejable en casos de cálculos renales, ácido úrico prominente, hipertensión y afecciones musculares y articulares. También las espinacas, el tomate, el salmón, el aceite de oliva, la nuez, la quinoa, la avena, el cacao, y las semillas de lino. Ademas de las alubias, el ajo, la almendra y la manzana.

Los probióticos más populares y usados en alimentación en la actualidad son el Bifidobacterium y el Lactobacillus. Los dos microorganismos característicos del yogur son el Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophilus. Los prebióticos son sustancias que el organismo no digiere pero que alimentan la actividad de la flora intestinal. Son carbohidratos. Fibra especialmente, no digeribles. Los más populares son la inulina, los fructooligosacáridos (FOS) y los galactooligosacáridos (GOS).

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario