el deporte es salud, y mejor sexo, a cualquier edad

in PORTADA/SALUD/VIDA SALUDABLE by

el deporte es salud, y mejor sexo, a cualquier edad

02/05/2019

Las ventajas del deporte y de una vida sana para evitar enfermedades sexuales es más que una evidencia en los hombres mayores. Los cambios físicos y psicológicos, tras los cincuenta y cinco años, por ejemplo, y más en la caso de la mujer, con la llegada de la menopausia, alteran la vida sexual. Los tejidos vaginales se vuelven más flexibles, más delgados y hay tendencia a la incomodidad, reducción de la lubricación y al dolor a lo largo del coito. En el caso del hombre  la cura para la disfunción eréctil está en los remedios naturales y en el ejercicio. 

A nivel científico hay pruebas de que el ejercicio físico regular da beneficios sustanciales para la salud de los hombres mayores. Sabemos que quienes hacen ejercicio a diario tienen mejor condición física, menos grasa, más masa muscular, mayor densidad mineral ósea, y un menor peligro de desarrollar enfermedades cardiovasculares, así como diabetes, hipertensión o cáncer.

La actividad sexual a lo largo de la tercera edad contribuye a progresar en el bienestar físico y psíquico y en la calidad de vida en general. Se ha observado que en el caso de los varones la satisfacción con su vida sexual y la frecuencia con la que sostienen relaciones íntimas sexuales se asocian con un mayor disfrute de la vida. Este fenómeno nos advierte de la relevancia de comprometernos con nuestra salud ósea y conocer hábitos rutinarios que nos fortalecen.

el deporte es salud

Hacerse mayor

No quiere decir que perdamos, los hombres, súbitamente el interés en el sexo. Es común que las personas sigan activas sexualmente toda su vida. Aunque sí es verdad que la vida sexual evoluciona conforme se hace uno mayor, y en buena medida depende de los mismos cambios del cuerpo. Por ello si hacemos ejercicio y llevamos una dieta sana, la sexualidad perdura y es mejor, a pesar de la edad. 

Según evoluciona el cuerpo el desempeño sexual cambia. Posiblemente sintamos preocupación sobre cómo va reaccionando nuestra pareja también con el paso de los años. Se puede sentir vergüenza o bien nervios y hasta se podría llegar a eludir la actividad sexual, pero hay muchas cosas que se pueden hacer para compensar los cambios que el envejecimiento nos trae a nuestra vida sexual.

Habla con tu pareja, aunque pueda parecer o resultar incómodo, sobre sexo. Es esencial que se comuniquen entre sí los miembros de la pareja y que se hablen de sus sentimientos y preocupaciones. Hablar de qué se desea de las experiencias sexuales compartidas. Experimentar y amoldar la rutina es esencial así como dedicar más tiempo a la excitación. Probad con nuevas situaciones, siendo creativos. 

Conforme el hombre se hace mayor sus niveles de testosterona se empiezan a reducir y puede tomarle más tiempo excitarse sexualmente. El pene puede tardar más en conseguir la erección y estas pueden no ser tan firmes y durar menos tiempo. Un hombre mayor puede tardar más tiempo en eyacular. La disfunción eréctil es más usual cuanto mayor es un hombre.

Muchos adultos mayores toman fármacos de venta con receta, pero todos tienen efectos secundarios y pueden afectar su actividad sexual. Determinados fármacos pueden reducir el deseo sexual o bien afectar la capacidad de excitarse o bien de tener un clímax.

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario