¿Es Newbury Street Boston el próximo epicentro nocturno?

¿Es Newbury Street en Boston el próximo epicentro de la vida nocturna? 🌆🍸

La famosa zona de compras no es conocida por su vida nocturna. Pinky’s quiere cambiar eso.

Traducido como la calle de los nuevos descubrimientos, Newbury Street en Boston, reconocida por su rico legado como un vibrante distrito de compras y restaurantes, ha sido históricamente «soñolienta» en las noches. Sin embargo, Pinky’s, un nuevo y vibrante bar de cócteles con horario hasta altas horas de la noche, se propone cambiar esa percepción.

Rich Sullivan, copropietario y socio gerente, quien también está detrás del restaurante de temática retro de Miami, Flamingo, y el peculiar bar en el centro de Boston, Rock & Rye, aspira a que Pinky’s cumpla múltiples funciones para el vecindario. Entre ellas, que se convierta en un encantador lugar para citas con patio y un destino popular para la vida nocturna. Sullivan, quien proviene de una familia con fuertes lazos con la industria de los restaurantes, es extremadamente proactivo en este nuevo proyecto.

Pinky’s se distingue por su lujosa decoración, con un largo sofá de color verde oscuro y cómodos taburetes de bar rodeados de paneles de techo ornamentados y brillantes candelabros colgantes que dan una sensación retrofuturista.

La intención es que Pinky’s sea ese lugar del vecindario donde todos se sientan cómodos, un lugar que rememora la atmósfera amigable de la serie televisiva «Cheers».

En Pinky’s, uno puede disfrutar de una comida completa, pero está diseñado principalmente para funcionar como un lugar para tomar algo antes o después de una noche de fiesta. El bar ofrece clásicos modificados como el cóctel espresso martini y la jarra de aperitivo spritz, inspirado en el omnipresente Aperol spritz.

La oferta gastronómica de Pinky’s, liderada por el exalumno de Boston Chops y Post 390, Scott McCarthy, destaca sabores globales. Los comensales encontrarán empanadas argentinas con una crema de chimichurri, dumplings de setas en salsa de ajo y jengibre, y pieles de patata cubiertas con caviar osetra. Sullivan y su equipo también planean un menú para brunch, con platos tradicionales como los huevos benedictinos de langosta y patatas bravas.

El ambiente estético de Pinky’s es una mezcla vibrante de estampados de papel tapiz y candelabros de inspiración vintage, todo gracias a Sullivan y sus socios. Aunque los restaurantes con un diseño muy cuidado e «Instagram-friendly» pueden atraer a un público más interesado en el filtro adecuado que en el menú de comida, Pinky’s ya contó con la presencia de los residentes del vecindario en su noche de apertura.

Pinky’s se encuentra en el 269 de Newbury Street. El horario de apertura es de 4 p.m. a 1 a.m., de martes a domingo.

¿Será Pinky’s la chispa que finalmente encienda la vida nocturna en la famosa calle comercial? Solo el tiempo lo dirá. Lo que sí es seguro es que con su propuesta única, Newbury Street está dando un paso hacia el futuro, reinventándose y proponiendo una nueva visión para los espacios de ocio nocturno. Como dijo alguna vez el escritor William Gibson: «El futuro ya está aquí, solo que no está distribuido de manera uniforme». Quizás, en el caso de Newbury Street, está comenzando a distribuirse de manera más equitativa.

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja una respuesta

Previous Story

cuantas veces hay que ir al dentista al año

Next Story

Bret Easton Ellis y su impacto en la generación de mayores de 45

Latest from LUGARES VINTAGE