Lo que cuentan especialistas y famosos de la Salud mental en adultos

in SALUD

¿Que nos cuentan los especialistas del sector acerca de la salud mental en adultos? ¿Y que dicen los llamados ‘influencers’?

De los especialistas aprendemos y a ellos nos hemos remitido para encontrar la información sobre el presente y el futuro de la salud mental. Pero también influences y muchos famosos en las redes sociales, han hablado de la salud mental, algo que se ha convertido en uno de los temas estrella. En el Hospital de día para adultos Vilem nos cuentan casos que podrían, o mejor dicho, deberían, hacernos reflexionar y prestar más atención al problema.

No creo que la ansiedad, el malestar y la depresión de una persona que es propietaria de un inmueble, usa accesorios, zapatos y ropa que valen meses de alquiler de otras, en fin, alguien que tiene condiciones económicas muy notables, pueda tener problemas de salud mental. Pero no es así. Quizás el famoso en cuestión no sea tu vecino desalojado, pero de esto se ha banalizado torcidamente tanto que, al final, mucha gente no lo considera un problema tan grave como el que de verdad tenemos como sociedad.

Aquello de que el dinero no soluciona todo lo acuñó alguien que tiene dinero, porque con el cree mucha gente que podemos solucionar las cosas o al menos curarlas. Pero no saben cuánto se equivocan. En el Centro residencial de salud mental consultado nos recuerdan el caso de Andrés Iniesta, que admitió que padecía depresión severa en su biografía de 2016, El juego de mi vida. «Di mi vida para jugar la final de Roma. Jugué lesionado y el precio que pagué después fue muy alto. También se agrega que no salí de la muerte de Dani Jarque. Entré en el pozo, no había salida. Sentía un vacío interior. Pasé una época muy difícil, pero pude progresar gracias a los expertos». 

Asegura que la terapia también ayudó en su caso: «Estuve un tiempo en tratamiento con una psicóloga. Siempre recordaré lo entusiasmada que estaba en la consulta, entonces llegaba hasta 15 minutos antes. Me sentía muy mal. Necesitaba algo para sacarme de la situación en la que estaba. Algo que me sacara de la noche para tomar una pastilla. Quería que viniera».

El manchego vio la luz al final del túnel, pero recuerda la dureza de aquellos momentos. “A la gente le afecta en la pérdida de la ilusión, y en tal estado no tienes nada, no sientes nada. Cuando sufres de depresión, no eres tú. Los momentos de la vida son difíciles de controlar cuando eres muy vulnerable y piensas sobre situaciones extremas».

También nos recuerdan en el Centro sociosanitario Vilem el caso de Paco León. La verdad es que, si bien no todos tienen un trastorno mental diagnosticable, la experiencia de la angustia de salud mental es universal, y todos podemos beneficiarnos de la terapia y, en general, de enfrentar estos tiempos difíciles con honestidad.

El actor Paco León, que suele compartir sus momentos más felices en sus redes sociales, también aclaró los momentos más complicados. Una vez escribió: «Los días en que era un tremendo esfuerzo levantar la cabeza de la almohada. En que era difícil seguir adelante como si nada hubiera pasado. Actuar como si todo estuviera bien. Cuando tus orejas de conejo te dicen sal, anímate. Espero que suceda pronto». Tras recibir una serie de mensajes de apoyo, el actor aseguraba que “es un día triste y nada más. Todos tenemos días así».

Uno de los puntos fundamentales a tener en cuenta es la atención a la salud mental desde la sanidad pública. En este sentido, una encuesta reciente revela que el 90% de los españoles es consciente de la necesidad de buscar ayuda profesional cuando tiene problemas de salud mental. Sin embargo, según la misma investigación, el 80% piensa que es difícil llegar a esta ayuda por falta de recursos públicos, y el 63% piensa que el servicio que brinda la salud pública en esta zona no es satisfactorio ni accesible.

En este contexto, mi opinión personal es que se trata de un problema de lejos, y también percibo que, un porcentaje altísimo de los problemas de salud mental de los adultos surgen desde la infancia y por tanto hay que prevenirlos y atenderlos como infanto-juveniles. 

Lo que cuentan especialistas y famosos de la Salud mental en adultos
Lo que cuentan especialistas y famosos de la Salud mental en adultos

Pero esta tarea no es fácil, ya que hay muy pocos psiquiatras y psicólogos clínicos en España en comparación con los países europeos. En la misma línea, creo que existe la necesidad de reconocer la psiquiatría infanto-juvenil como especialidad y contratar psicólogos clínicos para las consultas externas y otros entornos sanitarios, educativos y sociales.

La salud pública es un gran desafío de salud mental. La insolvencia requiere un costo económico muy alto, un sufrimiento tremendo, muchos días de enfermedad y, en algunos casos, se llega hasta el suicidio.

Rutinas para la felicidad

Si bien esto puede ser difícil de mantener, llevar una vida regular contribuye al bienestar físico y emocional. Hay más de 300.000 entradas de Google para «tristezas posteriores a las vacaciones». La depresión es un trastorno psiquiátrico que requiere tratamiento médico, farmacológico y psicoterapéutico. Usar estos términos para referirse a la pereza de volver al trabajo después de una temporada baja se convierte en una enfermedad, una resistencia natural para volver a las obligaciones.

Por supuesto, hay quienes realmente experimentan ansiedad, estrés e incluso depresión cuando regresan. Estos síntomas pueden revelar un problema más profundo, como el acoso laboral, la frustración, la manipulación o los trastornos obsesivos. Es saludable trabajar y llevar una vida normal. Cualquiera que haya visto a un psiquiatra o psicólogo sabe que las preguntas sobre el trabajo, el sueño y los hábitos alimenticios son una de las primeras preguntas que vienen a la mente. Y hay que recordar que las rutinas familiares ayudan a paliar la impulsividad en los niños. En los adultos, una falta de rutina prolongada tiene un alto costo mental. Todos tenemos que poner nuestra vida en orden. La rutina es la repetición mecánica de acciones por hábito. Hay un control sobre la realidad, una regularidad que es tranquilizadora para la mayoría de las personas, especialmente para aquellas que están ansiosas.

Los hábitos protegen a las personas y las ayudan a sentirse seguras porque saben qué esperar. La rutina, esa mala palabra, rentabiliza nuestro tiempo y esfuerzo y nos da la oportunidad de vivir más intensamente lo que nos interesa. Además de los hábitos físicos, las vacaciones a veces cambian radicalmente las relaciones de las personas consigo mismas y con sus familias.

Pasan todos sus días con su cónyuge, hijos, su propia familia, políticos o amigos. Las vacaciones no son un idilio eterno para nadie, aunque en las redes vemos selfies con atardeceres y lunas de miel. Es curioso que la experiencia de muchos terapeutas al tratar a viudas dicen que lo que más extrañan son las rutinas compartidas. 

Deja una respuesta