Presente y futuro del tratamiento para dejar el alcohol

in SALUD

El alcoholismo y su tratamiento. Presente y futuro del tratamiento para dejar el alcohol

Aunque la Organización Mundial de la Salud indica que no existe una cantidad «segura» por debajo del nivel libre de riesgo, se establecen tres categorías de bebedores en función de la ingesta y el sexo. Buscamos Tratamiento alcoholismo y encontramos al Centro de Adicciones Sevilla. A ellos nos dirigimos para obtener la información más relevante sobre el presente y el futuro del tratamiento del alcoholismo… 

Primero, un dato: Para el cálculo de la ingesta de alcohol se utiliza el estándar UBE unidad-bebida-estándar.

Se estima que en España el 12,2% de los hombres y el 4,9% de las mujeres son bebedores de alto riesgo y el 5% de los hombres y el 2,3% de las mujeres son bebedores de riesgo. La consecuencia más grave de beber demasiado alcohol es el trastorno de dependencia del alcohol o alcoholismo.

Es una enfermedad caracterizada por el consumo descontrolado de bebidas alcohólicas, que afecta la salud física o mental del individuo y también a sus responsabilidades familiares, laborales y sociales.

Nos comentan que existe un nuevo enfoque en el tratamiento del alcoholismo que, por ejemplo en Italia ya es utilizado por unas 350.000 personas. Cuando se trata de adicciones, los especialistas del sector nos muestran su preocupación por el aumento de la adicción al alcohol en nuestro país. Parece ser que no hay una política de Estado en contra de esto. La gente espera soluciones milagrosas, que una solución mágica, o una «pastilla» elimine el alcoholismo.

Pero tiene que ser en un tratamiento y estudiando caso a caso. Mientras más adicción al alcohol, más violencia hay en la sociedad. Es increíble que sea una enfermedad tan conocida en el mundo y que, hasta hace poco, no tenía cura.  Casi no hay medicamentos para tratarla. Y en las facultades de medicina no enseñan cómo tratar el alcoholismo y el tabaquismo.

Presente y futuro del tratamiento para dejar el alcohol
Presente y futuro del tratamiento para dejar el alcohol

Ahora, con nuevos medicamentos, tenemos más respuestas. Sin embargo, también sabemos que no todos los medicamentos funcionan en todos los casos.

Hay cuatro clases de alcohólicos o alcohólicas y cada uno o una no tiene una específica cura. Pero parece que lo que vivimos ahora es una etapa pasajera. La experiencia médica y de la investigación científica está siendo positiva y ya hay productos que han tenido una buena acogida por parte de las personas que están en tratamiento.

Tratamiento conductual

Los tratamientos conductuales apuntan a modificar el comportamiento de consumo de alcohol a través del asesoramiento. Los dan profesionales médicos y están respaldados por estudios que demuestran que pueden ser beneficiosos.

Medicamentos

Hay tres medicamentos aprobados en los Estados Unidos para ayudar a las personas a detener o reducir el consumo de alcohol y prevenir recaídas. Los medicamentos son recetados por un médico de atención primaria u otro profesional de la salud, y pueden administrarse solos o en combinación con asesoramiento.

Los grupos de apoyo mutuo de Alcohólicos 

Estos programas brindan apoyo en base a personas que han tenido experiencias similares a las que están dejando de beber o reduciendo su consumo de alcohol. En combinación con el tratamiento de profesionales médicos, los grupos de ayuda mutua pueden proporcionar una valiosa capa adicional de apoyo.

Debido a la naturaleza anónima de los grupos de apoyo, es difícil para los investigadores determinar sus tasas de éxito en comparación con los procedimientos realizados por profesionales médicos. Para cualquier persona que esté considerando el tratamiento, hablar con un médico de atención primaria es un primer paso importante; puede ser una buena fuente de recomendaciones de tratamiento y medicamentos.

Hay muchos profesionales de la salud que pueden desempeñar un papel en el tratamiento. 

¿CUÁL ES EL PROBLEMA?

Cabe lamentar que dado que el consumo de alcohol se ha convertido en algo habitual en España, como en muchas otras partes del mundo, muchas veces es difícil percibir que el consumo de alcohol va en aumento. La gente no pasa del uso recreativo a la adicción en dos días. Es una progresión irregular hasta que vas consumiendo cantidades variables diariamente y la abstinencia nos ayuda a identificar el problema, cuando una persona tiene temblores y necesita consumir.

En ese contexto, la psicóloga lamenta que el alcoholismo, durante demasiados años, se haya considerado una enfermedad biológica y médica, y que no se haya tratado por igual la parte psicosocial de las personas. Tenemos que entender que el alcohol cumple una serie de funciones en nuestra vida. No es casualidad que sea una droga. Durante el confinamiento, en casa, encontramos que a través de la bebida todo se relaja, la ansiedad disminuye. No te sientes tan mal… 

Esto aumenta el riesgo de hacer crecer el consumo porque es de la misma manera que cuando nos da dolor de cabeza por la mañana, lo primero que se nos ocurre es ibuprofeno o paracetamol.

Presente y futuro del tratamiento para dejar el alcohol
Presente y futuro del tratamiento para dejar el alcohol

Resulta que el cerebro está diseñado para ahorrar sus propios esfuerzos en el futuro y siempre trata de utilizar factores externos fácilmente disponibles. Entonces, si piensas en el alcohol como un ansiolítico o un sedante, o como un método de escape en una situación, lo primero que piensa nuestro cerebro en situaciones que nos preocupan, por ejemplo, será en el alcohol, que es fácil de usar rápidamente y eso no agota su propia energía.

Deja una respuesta