Un futuro para la ayuda a domicilio para mayores y personas dependientes

in SERVICIOS PARA MAYORES

Construyendo un futuro para la asistencia domiciliaria a personas dependientes y la ayuda a domicilio para mayores

La teleasistencia no es solo un servicio de telemedicina, es un botón rojo que da tranquilidad, seguridad e independencia, un servicio que los mayores pulsarán cuando se encuentren en apuros. El principio básico de este tipo de servicio es que las personas que suelen acompañarlos desde lejos puedan estar más tranquilas. En los últimos años se ha conseguido que la tecnología también permita oír y leer a personas con dificultades auditivas, visuales o de movilidad. Y en este contexto en donde el ejemplo de una empresa de ayuda a domicilio en Madrid, a la que consultamos para saber más, presta sus servicios de ayuda a las personas dependientes y de ayuda a domicilio para mayores.

Construyendo un futuro para la asistencia domiciliaria a personas dependientes y la ayuda a domicilio para mayores
Construyendo un futuro para la asistencia domiciliaria a personas dependientes y la ayuda a domicilio para mayores

 

La Teleasistencia es el primer hito de innovación

Estos servicios ayudan a cualquier persona, independientemente de su edad, que desee una mayor seguridad, tranquilidad e independencia, sabiendo que al pulsar un botón, al otro lado hay un equipo de personas dispuestas a ayudarles. Esto es una garantía tanto para la persona que quiere protegerse como para su entorno. Así es cómo está evolucionando el cuidado de mayores.

La Teleasistencia es el primer hito de innovación y ya se convirtió en un servicio pionero cuando se empezó a trabajar con ella en la década de los 90. Los dispositivos procedían de los países nórdicos y penetraron rápidamente en la sociedad española. Desde esos terminales telefónicos hasta los actuales, hay una historia de avances técnicos.

Pero no basta con cubrir las necesidades de las personas vulnerables con enfoques basados ​​en simples pruebas de laboratorio o de concepto, se tiene que hacer de forma eficiente para que realmente aporten valor a la vida de las personas que los utilizan. Ante el escenario actual, y teniendo en cuenta que la esperanza de vida es cada día más larga en los países de la OCDE, es una necesidad brindar atención sanitaria y social a las personas mayores en sus hogares, además de oportunidades laborales y de futuro.

Y además, por si fuera poco, los servicios a mayores y dependientes a domicilio son una oportunidad de trabajo. Tengamos en cuenta que es muy difícil encontrar gente que no esté contratada ahora mismo. Sin embargo, creo que en los próximos años se incrementará el número de estas personas formadas específicamente para trabajar en el cuidado de personas dependientes.

Para dar solución y respuesta al creciente número de personas que necesitan ayuda desde casa, se debe asumir el reto y objetivo de formar a los candidatos que quieran trabajar en el sector. Hay empresas de este sector que ya emplean por sí solas a más de 17.000 profesionales especializados que atienden a más de 100.000 personas a domicilio para mejorar su calidad de vida.

Además de la atención sociosanitaria, los especialistas que acuden a los domicilios de estas personas dependientes también realizan labor social, porque mejoran la calidad de vida de las personas mayores y su entorno familiar. El reto de esta especialidad es la contratación de personal sanitario y sociosanitario para las personas dependientes en sus domicilios.

El sector se ha de centrar, en gran parte, en la creación de oportunidades para personas de grupos vulnerables. Se buscarán perfiles adecuados a la carrera, flexibilidad horaria y se dará preferencia a aquellos con formación específica en atención sociosanitaria y experiencia en el cuidado de personas mayores.

En el libro «Situación del Servicio Local de Vivienda y Perspectivas de Futuro», se aportan datos actualizados sobre los conceptos, servicios y misiones. Como complemento a estos servicios se empiezan a desarrollar otros servicios cercanos, entre los que se incluyen otros como el de comida a domicilio o el de fisioterapia. En cuanto al coste de los servicios profesionales de atención domiciliaria, ronda los 15 euros la hora de media, aunque esta cantidad varía mucho según la comunidad autónoma analizada.

En marzo, el proyecto de telecomunicaciones de la Comunidad de Madrid superó las 12.500 personas atendidas. La razón de este crecimiento radica en el valor añadido. Un botón o un teléfono que al pulsarlo te pone en contacto con otras personas es algo que la gente puede ofrecer. La calidad del personal que hay detrás y las respuestas adicionales que se dan, como acompañamiento en trámites, visitas domiciliarias, talleres o actividades, es lo que marca la diferencia en la capital de España.

Autocuidado y prevención

Vigilar la salud y promover la salud física y mental es muy importante y por eso se fomentan sistemas de análisis de patrones de vida basados en hábitos diarios, detectando de forma proactiva situaciones potencialmente peligrosas en el hogar. Es esto algo valioso para todas las personas que quieren mejorar su salud, o que están siendo tratadas por enfermedades crónicas, personas que viven solas o en zonas apartadas de las ciudades…

Ubicación

Para promover la autonomía se brinda seguridad a cada usuario, pero también se da tranquilidad a los familiares y cuidadores. Con una aplicación instalada en el reloj o teléfono móvil, este servicio permite visualizar la ubicación y la ruta realizada en cada momento. Las alarmas de entrada también se pueden configurar para áreas peligrosas. Se trata de servicios ideales para personas con deterioro cognitivo, que pueden estar desorientadas o perdidas.

Proyectos para el futuro

El sector ha decidido aunar experiencias en los campos social y tecnológico para dar respuesta a las necesidades sociales a través de la innovación y contribuir a la mejora de las capacidades de las personas, prestando especial atención a las personas vulnerables más perjudicadas. Desde un emotivo avatar trabajando en una red 5G, pasando por proyectos de realidad aumentada para hospitalizados o drones de rescate para desorientados, hay ya algunas ideas para que el sector empresarial dedicado a la actividad humanitaria pueda facilitar aplicaciones adicionales para la telefonía.

Asistente virtual

El objetivo ahora es desarrollar las capacidades y funcionalidad de los asistentes virtuales para su aplicación en entornos domiciliarios y de atención a personas vulnerables. Todo comenzó con las primeras pruebas de Google Assistant y Alexa, con el objetivo de investigar el potencial del uso de asistentes de voz en el hogar.

Y como parte de un proyecto de prueba de tecnología 5G en Andalucía, se pretende mejorar la eficiencia de las operaciones de rescate de personas vulnerables mediante el uso de UAV y tecnología 5G. Aunque parezca que está destinado a operaciones complejas, en realidad sus aplicaciones son tan rutinarias como importantes.

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

1 Comment

Deja una respuesta