Cómo mantener el cerebro activo y en buena forma

in NO HAY EDAD

La salud del cerebro es la clave para un envejecimiento exitoso.

Incluye varias funciones mentales, como la memoria, el pensamiento y la planificación. Sin embargo, adoptar hábitos de vida antiinflamatorios saludables, como comer pescado, dormir bien y hacer ejercicio, puede ralentizar e incluso revertir el proceso.

Una persona de 45 años tiene peor memoria que una de 25, y nuestro cerebro seguirá deteriorándose si no hacemos nada para protegerlo. Un cerebro sano siempre es más fácil de proteger que tratar de reparar el daño una vez que es extenso.

Aunque el envejecimiento saludable tiene un componente genético, los hábitos de vida pueden ser más críticos que los genes. Los estudios de hitos de MacArthur sobre el envejecimiento exitoso han demostrado que, en promedio, son más importantes que los factores genéticos para determinar qué tan bien vivimos y por cuánto tiempo, lo que sugiere que tenemos más control sobre cómo pensamos acerca de permanecer envejeciendo.

Impresionantes evidencias científicas apuntan a una fórmula para un envejecimiento exitoso, en particular los cuatro hábitos que facilitan el envejecimiento.

Actividad física

El ejercicio produce proteínas que estimulan las células cerebrales para que hinchen las ramas y se comuniquen de manera más eficaz. El ejercicio agranda el cerebro y hace que uno más grande sea mejor.

Ejercicios mentales

Jugar, socializar y viajar activan las células cerebrales, y la educación superior se asocia con un menor riesgo de demencia. También podemos entrenar nuestro cerebro usando métodos de memoria para compensar el olvido cotidiano.

Manejo del estrés

El estrés reduce los centros de memoria del cerebro y la hormona del estrés, el cortisol, afecta temporalmente la memoria. La meditación incluso conecta el cerebro y mejora la medición de la longitud de los telómeros cromosómicos, lo que predice una vida útil más larga.

Dieta saludable

La obesidad en la mediana edad aumenta el riesgo de demencia más adelante en la vida, pero controlar las porciones y el ejercicio puede ayudar a las personas a evitar la obesidad. En las personas obesas que pierden peso, hay una mejora significativa y a largo plazo en la memoria después de sólo 12 semanas.

Las frutas y verduras combaten el estrés oxidativo relacionado con la edad, que causa el desgaste de las células cerebrales. Las personas pueden proteger su cerebro evitando las patatas fritas, las galletas y otros alimentos procesados, que aumentan el riesgo de diabetes y duplican el riesgo de demencia.

Nunca es demasiado temprano ni demasiado tarde para comenzar a vivir de manera más saludable. El ejercicio no solo fortalece los músculos, sino que también puede beneficiar tu mente y memoria.

Origen: Four steps to a younger, smarter brain

El café es rico en antioxidantes, polifenoles y fenilindano y se ha identificado recientemente, que los científicos creen que puede ayudar en la lucha contra la enfermedad de Alzheimer y Parkinson.

El ejercicio puede cambiar el cerebro

Según un nuevo estudio prometedor sobre el ejercicio, la memoria y el envejecimiento, un solo ejercicio moderado puede cambiar instantáneamente la forma en que funciona nuestro cerebro y en cómo reconocemos nombres comunes e información similar.

El estudio contribuye a la creciente evidencia de que el ejercicio puede tener efectos rápidos sobre la función cerebral y que estos efectos pueden sumarse y conducir a mejoras a largo plazo en el funcionamiento y la memoria de nuestro cerebro.

Cómo el ejercicio puede agudizar tu memoria

Una hormona liberada durante el ejercicio puede mejorar la salud del cerebro y reducir el daño y la pérdida de memoria que ocurre con la demencia, según un nuevo estudio. Un estudio publicado este mes en Nature Medicine incluyó ratones, pero sus hallazgos podrían ayudar a explicar cómo el ejercicio a nivel molecular protege nuestro cerebro y posiblemente preserva la memoria y el pensamiento, incluso en personas cuyo pasado está desapareciendo.

El entrenamiento de fuerza cambia el cerebro

El fortalecimiento puede beneficiar la salud del cerebro, al menos en ratas. Cuando las ratas levantan pesas, ganan fuerza y ​​también cambian el entorno celular en sus cerebros y mejoran su capacidad para pensar, según un nuevo estudio notable sobre el entrenamiento de resistencia, los roedores y el funcionamiento de sus mentes.

El estudio encontró que el entrenamiento de fuerza realizado en roedores con escaleras y correas de peso pequeño puede reducir o incluso revertir los aspectos de la pérdida de memoria relacionados con la edad.

Aprender algo nuevo

El cerebro cambia en períodos críticos de desarrollo, pero también es un proceso que dura toda la vida. Las nuevas experiencias, como el aprendizaje de nuevas habilidades, pueden cambiar tanto la función cerebral como la estructura básica del cerebro.

Por ejemplo, se ha demostrado que los malabarismos aumentan las estructuras de materia blanca en el cerebro asociadas con el rendimiento motor visual.

Consejo: Nunca es demasiado tarde para aprender a tocar un instrumento.

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja una respuesta