ALIMENTOS PARA MEJORAR LA FLORA INTESTINAL

in PORTADA/VIDA SALUDABLE by

Alimentos saludables como el KEFIR son el mejor remedio para mejorar la flora intestinal – ¿Cuales son los alimentos para mejorar la flora intestinal?

¿Por qué razón es preciso hacer algo por mejorar la vegetación intestinal? ¿Es el kéfir el mejor antídoto actual para lograr este propósito? Si buscamos Kefir mercadona encontramos amplia información al respecto. Una vegetación intestinal sana no solo es esencial para la salud del sistema digestible, además tiene un rol clave para sostenernos sanos y eludir enfermedades.

Las bebidas lácteas fermentadas como el requesón y el jocoque asimismo poseen probióticos que proveen tanto bacterias vivas beneficiosas como productos de fermentación que afectan de forma positiva a la vegetación intestinal. Por otro lado el miso es un comestible fermentado, a base de arroz, soja y cebada, apreciadísimo por su sabor y propiedades medicinales. El proceso de fermentación de la sopa de miso da como resultado un producto rico en bacterias ventajosas para la salud.

Otro de los alimentos a tener en cuenta es el chucrut. Está hecho con col picada y fermentada y por esto último las bacterias lácticas aumentan los microorganismos ventajosos que mejoran la vegetación intestinal, reestablecen el pH del intestino delgado, mejoran el proceso digestible y la absorción de nutrientes. Pero hay muchos más…

Pepinillos

Si bien bastantes personas los evitan por tener un sabor amargo, los pepinillos verdes en vinagre son una genial fuente de probióticos y son muy ventajosos para la salud digestible, siendo particularmente buenos para inconvenientes estomacales o bien cuando se padece de diarrea. 

ALIMENTOS PARA MEJORAR LA FLORA INTESTINAL
PhotoMIX-Company / Pixabay

Fue en mil novecientos sesenta y cinco que los médicos Lilly y Stillwell usaron por vez primera el término probióticos para nombrar a esos microorganismos.

Banana o bien plátano

El plátano tiene un alto contenido de fructooligosacáridos, un género de fibra que favorecen el funcionamiento del intestino y estimulan la función inmunológica, cada vez que dejan el desarrollo de las bífido bacterias y también inhiben el de las bacterias patógenas. Además de esto, contribuyen a reducir trastornos digestibles como el exceso de gases, al compensar la vegetación intestinal y limitar el desarrollo de bacterias que los producen.

Cereales integrales

La escasez de fibra de las harinas refinadas y derivados ralentiza el tránsito intestinal y aumenta la presencia de gérmenes dañinos que compiten por el comestible con las bacterias buenas, con lo que la fibra es un enorme aliado para robustecer la vegetación intestinal.

En general no le damos mucha relevancia al intestino y, no obstante, una vegetación intestinal que no marcha de forma equilibrada es una fuente de toxinas.

Los probióticos – El yogur, kefir y otros…

Los probióticos son bacterias vivas que se hallan en comestibles que han pasado un proceso de fermentación natural.

El yogur es un comestible que puede ser sanísimo si no tenemos intolerancia a la lactosa. Si bien asimismo los hay sin lactosa. El kéfir es aún más saludable y digestible que el yogurt, en tanto que es rico en fermentos vivos y contiene menos lactosa. Su sabor es un tanto ácido, mas podemos suavizarlo con un tanto de miel o bien sirope de agave. Ejemplos de como tomarlo los encontramos en Kefir mercadona mango.

El chucrut es una comida propia de ciertos países europeos como Alemania o bien Polonia, donde lo sirven como acompañamiento de carne y pescado para facilitar su digestión.

Fermentado de piña

No es muy difícil de realizar, además de esto, la podemos tomar día tras día en ayunas. La podemos preparar usando una piña grande , bien madura y con una piel que se vea sana. La lavamos y la pelamos. Cortamos la piel en pedazos más pequeños, los que vamos a meter en un recipiente de cristal o bien porcelana que podamos cerrar herméticamente. En este recipiente vamos a poner asimismo 2 litros de agua y quinientos g de azúcar moreno, panela o bien miel de caña.

Es preciso cuidar de los microbios que habitan en nuestro cuerpo. Sí, cuidarlos es cuidarte. Los microbios que de forma colectiva llamamos la microbiota. Esta interacciona con nuestro cuerpo y determina en una gran parte si estamos enfermos, sanos, delgados o bien obesos, alegres o hasta de mal humor. Siempre y en toda circunstancia ha estado con nosotros, y en verdad ha evolucionado así como los humanos, entrelazando sus funciones con las nuestras. Mas ahora, debido a los cambios en la dieta, el abuso de antibióticos y el exceso de asepsia, nuestra microbiota intestinal se encara a una masiva extinción invisible, que genera que nuestros cuerpos se desmanden, y puede estar tras el enigmático pico en algunas de las aflicciones modernas más alarmantes. Podríamos hablar de las alergias al autismo, el cáncer o bien la depresión. 

Siempre es positivo elaborar un plan para recobrar y sostener la salud, que se centra en la manera de nutrir a la microbiota, incluyendo recetas y menús. ¿De qué manera podemos sostener y robustecer nuestra microbiota y por tanto progresar nuestra salud? La contestación es única para cada uno de nosotros, y cambia conforme avejentamos. Cabe examinar opciones alternativas seguras a los antibióticos, los hábitos dietéticos y de modo de vida que promueven la salud microbiana, la administración del envejecimiento de la microbiota y el comestible de su microbioma individual.

Bastantes personas al interesarse por las bacterias consideran que éstas únicamente dañan su salud. Pero además de esto las bacterias pueden eludir enfermedades, como el intestino irritable o bien el colon ampliado, afecciones que se presentan si las bacterias que resguardan el organismo son escasas.

¿De qué manera recobrar la vegetación intestinal?

Es recomendable consumir comestibles probióticos o bien fermentados, en tanto que poseen cultivos vivos de bacterias que alimentan la vegetación intestinal. También, se deben tomar comestibles prebióticos que nutren las bacterias buenas existentes. Aparte de consumir estos comestibles, debemos incluir entre veinticinco y treinta y cinco gramos de fibra en la dieta diaria.

Debes tener mucho cuidado de NO automedicarte, puesto que los antibióticos contribuyen en buena medida a la destrucción de la vegetación intestinal. Lo mejor que puedes hacer es acrecentar el consumo de los comestibles citados previamente, en tanto que asisten a restaurar la vegetación intestinal y además de esto poseen prebióticos de forma natural. De los precedentes comestibles, los que pueden favorecer a tu organismo son los comestibles fermentados, las verduras y las frutas ricas en fibra. Como es lógico, de ninguna forma debes suprimir otros comestibles de tu dieta a favor de aquellos ricos en fibra.

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario

Latest from PORTADA

Go to Top